jueves, 20 de agosto de 2015

Supernatural T6


Sé que voy muy tarde, pero con ésta sexta temporada de Sobrenatural nos ha pasado algo que no nos había ocurrido hasta el momento: hemos tenido que parar a la mitad más o menos porque no acababa de gustarnos lo que estábamos viendo.

Tiene tela que diga esto de una serie que en sus cinco primeras temporadas me parece un auténtico lujo, una serie que sabe darle al aficionado lo que quiere y que en esa quinta temporada cerró un ciclo y con él buena parte de la trama que nos había tenido enganchados.

Y ésta sexta se resiente, debe volver a encontrar un camino que tarda un tiempo, volviendo al tema del monstruo de la semana pero sin el carisma que tenían al principio y con unos personajes que parecen no tener muy claro hacia dónde ir.

Pero por suerte eso sucede sólo en la primera mitad de la temporada, porque en la segunda se recupera el pulso a la serie, los personajes vuelven a ser ellos mismos y la trama ya está definida con lo que el tramo final mantiene la calidad a la que nos tenía acostumbrados, incluso con los típicos capítulos paródicos (hay uno simplemente épico).

Así que en conjunto nos queda la temporada más flojita de todas, con demasiados elementos de trama principal como para centrarse correctamente en alguno (monstruos primigenios, la madre de todos, el purgatorio, la guerra en el cielo, la vuelta de Sam, los artefactos robados…).

Espero la séptima temporada con ganas, ya que creo que han vuelto a cogerle el truquillo a la serie, y seamos sinceros, los fans nos conformamos con que nos den lo de siempre, que para eso seguimos viéndola.

Para alguien que sólo compra dos serie en Blu ray (yo) como son Juego de Tronos y Supernatural, está claro que el cariño que tengo por ésta es bastante especial, y el inicio de la sexta temporada casi me quita la fe en ésta estupenda serie.


Publicar un comentario