jueves, 27 de agosto de 2015

PS4 - Dust an Elysian Tale

El servicio PSNPlus no se cansa de dar juegos Indie mes tras mes (ya tocaría algún AAA), entre los que se encuentra el juego que os traigo hoy: Dust, an Elysian Tale. Un Juego de plataformas y acción con grandes dosis de rol que no hubiera probado si no me lo hubieran dado.

Ha valido la pena?
Historia: El arranque de la trama no podía ser más prometedor: despertamos en un bosque sin tener claro quiénes somos, habiendo olvidado nuestro pasado y sin saber por dónde seguir, pero a nuestro lado hay una espada que nos habla, nos dice algo de nuestro destino y nos da un objetivo para seguir adelante.

Cuando nos disponemos a emprender viaje se nos une una especie de hada, un hada que nos dice que debe devolver la espada a su lugar legítimo, cosa que no vamos a dejarle hacer hasta que hayamos descubierto quién somos.

Ahora ya con el grupo completo nos embarcaremos en un viaje por un extenso mapeado en busca de nuestro pasado, a la vez que nos encontraremos con multitud de personajes con una serie de problemas derivados de una guerra en la que parece que estábamos involucrados.

Sin entrar en destripes es una trama bastante trabajada que se desarrolla a un ritmo demasiado lento (y más al principio) costándole mucho darnos el gancho suficiente para que nos atrape. Es como si no estuviera demasiado bien medido el tiempo de ir dándonos información.
Apartado Técnico: Como todo juego indie que se precie, uno de sus mayores puntos fuertes es un apartado visual preciosista, de esos que parecen dibujados a manos.

El problema viene al compararlo con otros de corte similar (Rayman o Valiant Hearts), dos juegos que juegan en la misma liga visualmente hablando (trabajo artístico sobre técnico y acabado como de dibujado a mano) y le dan de patadas que lo dejan sangrando en el suelo.

Quiere decir esto que estamos ante un mal juego? No. Simplemente no se puede comparar con los referentes en el género, quedándose en algo agradable pero al que se le nota una falta de presupuesto que los dos ejemplos no tienen.

Lo mejor, en mi opinión, son los escenarios: trabajados, con múltiples niveles y con la variedad suficiente como para enseñarnos un mundo amplio e interesante.

La banda sonora, junto con los efectos de sonido pasan bastante desapercibidos.
Jugabilidad: Es un juego de acción (multitud de enemigos) en 2D lateral que nos muestra escenarios con varias rutas (muchas a desbloquear) y un sistema de combate sencillo pero que gana en profundidad al tener que medir muy bien los tiempos.

Un sistema de combate que gana aún más al añadir la faceta de RPG al producto, con niveles que subir, puntos que gastar, mejores ítems a equipar, tiendas que visitar, etc…

Una mezcla jugable que le sienta muy bien al juego y que hace que jugarlo sea lo mejor que tiene el producto, dejándolo en un juego divertido y que te mantiene entretenido mientras estás a los mandos.

No inventa nada, pero lo que hace lo hace bien y da la suficiente libertad (incluso para elegir que misión haremos a continuación) como para no llegar a aburrir.

Mención especial merecen las luchas con los jefes, bien pensadas y mucho más dinámicas que el resto de combates del juego.
Opinión personal: Así pues tenemos un juego con una trama interesante pero mal medida, visualmente atractivo pero lejos de los referentes y que jugablemente funciona.

Pero en mi opinión le falta algo, un elemento de enganche para seguir jugando y que te quedes con ganas de más cada vez que apagas la consola. En mi caso lo estuve jugando en una época en la que tampoco tenía otra cosa a la que jugar, pero me aportaba el juego tan poco que me iba a pintar miniaturas en lugar de coger el mando, y eso es una mala señal.

Me da la sensación de producto menor, de juego entretenido pero que se queda en el fondo de la estantería y que no te sabe mal vender, ni tan sólo que se te borre la partida.

Es posible que se trate de una percepción personal y que no haya conectado con el juego, pero os debo advertir que en mi opinión estamos ante un juego del montón que tampoco aporta gran cosa, y menos lo suficiente como para jugar las horas que te pide hasta que lo acabas (creo que dura bastante más de veinte horas).

Lo recomiendo? No. Es un mal juego? Tampoco. Entonces? Valorar lo que os he dicho, y si el juego sigue interesándoos podéis darle una oportunidad.

Valoración Personal: 6.
Valoración Metacritic: 79.
Publicar un comentario