viernes, 2 de octubre de 2015

Tricked - Crónicas Del Druida de Hierro IV

Quién me iba a decir a mí que seguiría con una saga que no está publicada en castellano, supongo que el carisma del protagonista hace mucho, y si a eso le unimos un mundo muy interesante y unas buenas dosis de humor, nos da como resultado una saga entretenida.

Vale pues leerse Tricked?

Historia: Tras el asesinato de Thor en el libro anterior, Atticus tiene muy claro que no puede seguir con su vida habitual, teniendo que dejarlo todo y hacerse el muerto con tal de poder sobrevivir a la venganza del panteón nórdico (y al interés de otros dioses).

Así pues, junto a su aprendiz y su perro dejarán atrás la vida que conocían para seguir adelante con una nueva. Pero antes tendrán que devolver un favor a Coyote, un Dios indígena que ha ayudado al protagonista con su muerte y que le pide a cambio algo que parece bastante razonable.

Como no podía ser de otro modo la historia se liará y se verán envueltos en algo peor de lo que esperaban, lo que unido a las primeras consecuencias de lo que sucedió en Asgard hacen que la nueva vida del druida no sea todo lo plácida que podría ser.

De nuevo nos encontramos ante una trama muy lineal, bien escrita y salpicada con elementos de una trama mayor que sigue aparecer (aunque se esté acercando). Entretenido para no tener que pensar en nada.

Personajes: El grupo de personajes para éste libro es más bien escaso, al menos lo que tienen varias páginas. Aun así, el Druida de Hierro empieza a arrastrar bastantes secundarios interesantes que se pasan aunque sea para hacerse un cameo.

Atticus: En ésta ocasión le tenemos haciendo lo que ha hecho durante cientos de años: huir y hacerse con una nueva vida. Éste buen hombre verá que los avisos que le hicieron antes de ir a Asgard no fueron en vano, y que parece haber desencadenado algo así como el fin del mundo.

Oberon/Granuaile: El perro increíblemente carismático y la aprendiz por la que siente algo son la constante en la vida de Atticus, y el único elemento que le sigue de la anterior. Ambos demuestran ser amigos fieles y estar siempre a su lado, incluso con cosas que volverían locos a personajes menos fuertes.

Amigos: En la introducción ya he dicho que de secundarios está la saga llena, y unos pocos se pasan por aquí para amenizar y volver más interesante el relato. Desde las brujas al vampiro pasando por Jesús, el número de personajes interesantes y que hace del mundo de la novela algo vivo empieza a ser importante, y todos tienen cosas que les hacen destacables.

Antagonistas: no diré quiénes son para no chafar la sorpresa, pero entre los enemigos propios del libro y los que parece vendrán en libros futuros hay unos cuantos cabroncetes con ganas de dar cariño al protagonista. Posiblemente los malos principales del libro carecen del carisma de otros anteriores, pero lo compensan las apariciones estelares de futuros enfrentamientos.

Coyote & friends: El bueno de Coyote le pide que haga cierta magia con la tierra al protagonista, algo inofensivo pero que acaba como el rosario de la aurora. Con coyote hay unos cuantos humanos para ayudar en la construcción de una infraestructura y son los que acompañarán a Atticus durante el grueso de la novela.  

El mejor de ellos es sin duda Coyote, un Dios ancestral de los indígenas americanos que disfruta con la manipulación cosa mala. Gran personaje, sin lugar a dudas.

Opinión Personal: A éstas alturas es evidente que la saga del Druida de Hierro me gusta, pero también se me hace evidente que el autor está estirándola innecesariamente.

La trama de éste libro es totalmente prescindible para futuros acontecimientos, algo que me parece un poquito fuerte dentro de una saga. Es cierto que sigue siendo entretenida y que sirve para ver los primeros pasos de los protagonistas fuera de su entorno habitual y conocer alguna cosilla más de su pasado; pero ambas cosas las podías hacer igual con una trama que involucrara a alguien interesante.

Dentro de éste bajoncillo argumental también pondría los nada carismáticos enemigos. Dos seres poderosos que apenas tienen líneas de diálogo y que parecen puestos porque tenía que haber algo a lo que enfrentarse.

Por lo demás seguimos teniendo el mismo tipo de novela de siempre: una aventura ligera y desenfadada con grandes dosis de acción en un mundo bastante rico y con unos personajes que se convierten en el auténtico soporte de la saga. Porque seamos sinceros, sin la personalidad de Atticus o Oberón, el Druida de Hierro no engancharía como lo hace.

A mí sigue gustándome mucho, pero entiendo que gente más exigente o que no conecte con el protagonista no consiga pasar de ésta novela y la sienta como un relleno.

Valoración Personal: 7,8.

Publicar un comentario