sábado, 19 de marzo de 2016

Hace un Año LXIX... El Hombre más Enfadado de Brooklyn

A veces ésta sección tiene éstas cosas, ves una película de la que no tienes referencias y en la que no sabes ni siquiera quién sale en ella. Pero te pones a verla y resulta que es la última película rodada por Robin Williams.

Para más inri resulta que el argumento de la película es el siguiente: un hombre de Brooklyn va al médico para un chequeo aparentemente rutinario, encontrándose con la suplente del mismo y con la noticia de que tiene una afección inoperable y terminal. En ese momento se juntan la tensión y su mala leche, haciendo que la doctora que le da la noticia le de apenas 90 minutos de vida, una cifra aleatoria y fruto del estrés del momento. El hombre sale corriendo de la consulta, intentando aprovechar esos 90 minutos lo mejor que pueda.

Así, asistiremos a una especie de resumen de lo que ha sido la vida de esa persona y de qué es lo que considera importante ante la inminencia de su muerte.

Supuestamente estamos ante una comedia, pero entre lo trágico del asunto y el saber que el actor principal realmente murió poco después, no puedes evitar tener cierto mal rollo durante todo el metraje. Además, ésta tragicomedia no es precisamente la mejor película de Williams.

Como película dentro de ese género podríamos decir que es una más, con unos actores simplemente cumplidores y con una Mila Kunis que a cada película en la que la veo me reafirmo en lo mala actriz que es.

Poco menos de 90 minutos para un drama con toques de comedia que pasa bastante bien, pero que no deja ningún tipo de poso. Algo muy cercano a los telefilms de la tarde, película de consumo con las neuronas apagadas.

Y es una pena que lo último que haya hecho éste hombre sea ésta película, algo que te deprime incluso un poco más cuando terminas de verla.

Personalmente os diría que no la veáis, no es mala, pero si queréis recordar a Williams podéis hacerlo con cintas mucho más inspiradas.

Valoración Personal: 5.

Publicar un comentario