viernes, 13 de mayo de 2016

Batman: Silencio

Como ya sabréis, en el último año y medio o dos me he aficionado a leerme algunos arcos cerrados de superhéroes, con predilección por Batman. Entre ellos me han gustado especialmente tanto la etapa más moderna como los guionizados por Jeph Loeb Victoria Oscura y el Largo Halloween. Y siguiendo con el mismo guionista hoy os hablaré de Silencio.

Historia: En Silencio tenemos a un Batman maduro, con toda una Batfamilia detrás y un buen background del que echar mano. Tenemos un Batman que se está acercando como nunca a Catwoman y que contempla incluso una relación de confianza mutua.

Todo empieza cuando, durante una persecución alguien le corta la cuerda con la que se balanceaba y acaba tirado en el suelo con una fractura craneal, fractura que un viejo amigo de la infancia se ocupa de arreglar.

Desde ese momento el Detective deberá ir investigando y tirando del hilo para ver quién está detrás, un hilo que involucrará a muchos de los villanos clásicos del personaje e incluso a amigos como Superman.

El desarrollo es similar al de los dos comics que he mencionado en la introducción, un villano manipulado en cada número que hace avanzar un poquito más a Batman en la investigación. Por suerte éstos villanos no se limitan a aparecer, la mayoría aprovecha para intentar solventar alguna cuenta pendiente o contarnos cosas del pasado de Batman.

Como no podía ser de otro modo todo se irá resolviendo en el último número, y por el camino tendremos las típicas dudas de Batman, pero contando con el apoyo de su familia y de Catwoman.

Me parece una historia interesante y muy bien desarrollada, la lástima es que suena mucho a el Largo Halloween y a Victoria Oscura, además de que muy pronto ya puedes saber quién es la mente maestra. Por lo menos los cabos están bien atados y la trama es interesante.
Dibujo: No conocía a Jim Lee, y debo reconocer que ésta obra no sería lo mismo sin él a los lápices. Consigue transmitir toda la esencia de Batman, mostrar a personajes carismáticos a los que queremos y que llevan allí un montón de tiempo, hacer la acción interesante (aunque sigo pensando que la acción de superhéroes está por detrás de lo que se puede ver en el mundo del manga) y crear algunas viñetas de esas de perderte un rato en ellas para apreciar los detalles. Incluso se permite cambiar de estilo en los flashbacks!

Como punto negativo tenemos algunos planos que deforman la anatomía de los personajes. Nada que suceda con demasiada frecuencia ni que llegue a molestar.

Para que os hagáis una idea del nivel del dibujante nada mejor que ver con calma las imágenes que acompañan a la reseña, un simple ejemplo de todo lo que os podéis encontrar dentro del tomo.

Brillante.
Personajes: Como he dicho, por aquí se pasan un montón de personajes del pasado de Batman, ya sea porque les están manipulando o porque en ese momento deberían pasar por allí.

Batman: El protagonista de la obra estará desconcertado por lo que sucede a su alrededor, pero sus dotes detectivescas le ayudan a ir pasando de una pista a la siguiente hasta resolver quien es el culpable. Un personaje experimentado, que se nota que quiere a su Batfamilia y que está cambiando (aunque sea un poco) gracias al inicio de una relación con Catwoman. Me ha gustado mucho ver a un personaje que no está tan torturado como en otras ocasiones (en las que roza la locura), un personaje con sus traumas pero que también tiene un lado positivo.

Batfamilia: Que estamos ante un Batman experimentado lo notamos al ver la cantidad de personajes que se preocupan por él o que han luchado a su lado. Gente como Nightwing o Oráculo son sólo dos ejemplos de aquellos que han estado más cerca del hombre murciélago durante los últimos años. Y me gusta porque al contrario que en otras obras nuestro protagonista sí que sabe confiar en ellos.

Villanos: El hombre que manipula a Batman lo hace también con varios de los villanos clásicos, desde el Joker hasta Killercrog, pasando por Hiedra Venenosa y algún que otro más que no menciono porque aparecen con la trama avanzada. Y hay que reconocer que son personajes bien tratados, que saben transmitir su esencia incluso en un único capítulo y cuyo aspecto visual es estupendo.

Otros: Hay cameos interesantes que duran incluso todo un capítulo o reaparecen más adelante como puede ser el de Superman. Son personajes que hace gracia ver en acción e incluso tienen algún momento de lucimiento, pero su papel no es tan relevante como el de los que ya he mencionado.
Opinión Personal: Silencio es una obra más dentro de la trilogía que forma con las dos que no paro de nombrar, el hándicap? Que vino después. Su mayor punto a favor? Que utiliza elementos de la vida de Batman para desarrollar la historia, metiendo incluso una historia de amor (algo no demasiado habitual).

El otro punto positivo es el dibujo de Jim Lee, un dibujante al que creo que no había visto en acción pero que le da un look muy moderno a Batman y a los que le rodean, creando unas féminas que llaman la atención (aunque la mayoría vaya vestida de forma demasiado extremada).

La trama se sigue bien y con fluidez, los villanos están bien explotados incluso si solo salen en un par de páginas… digamos que es un homenaje como la copa de un pino a la trayectoria del mejor Detective del Mundo, un homenaje que sabe aprovechar lo sembrado y nos da una historia bien hilada en la que vemos a nuestro Batman ante una situación peliaguda.

A mí ha sido un comic que me ha gustado mucho, son sólo doce números americanos, una longitud que me parece perfecta para desarrollar arcos argumentales de éste estilo. Suficiente para plantear un argumento complejo y de longitud manejable (unas doscientas páginas).

Lo recomiendo si tanto Victoria Oscura como el Largo Halloween te parece que tienen un dibujo que no es para ti. Éste es más moderno que el de las obras de referencia y encima creo que está a medias en cuanto a calidad argumental (por debajo del Largo Halloween y por encima de Victoria Oscura). Una lectura muy amena que atrapa de principio a fin.

Valoración Personal: 8,5.


Publicar un comentario