miércoles, 11 de mayo de 2016

La Espada del Inmortal #14 a #20

Recordaba ésta saga de la espada del inmortal especialmente, lo que no recordaba era que durase la friolera de siete tomos.

Personalmente creo que estamos ante lo mejor de la obra, una saga cruda como pocas y que se hace interesante en todas y cada una de sus páginas. Y lo curioso del caso es que en la misma se deja (en parte) de lado todo el tema del Itto Ryu, el Mugay Ryu, etc… no es que desaparezcan, simplemente el foco pasa a estar centrado en otra cosa.

El elemento central no es otro que los experimentos que se realizan con Manji en una celda con tal de conseguir el secreto de su inmortalidad. Lo bueno del caso no es lo que sucede, sino cómo sucede y quién participa. Digo esto porque tenemos un desarrollo que no deja respirar al lector y que presenta nuevos personajes, a los que puedes llegar a odiar sin cortapisas o coger cariño, según el personaje y tu personalidad.

El autor no se olvida de los que están fuera, ya sean buscando a Manji o haciendo sus cosas, y se permite presentarnos a dos miembros nuevos del Itto Ryu, con su trama personal y un gran protagonismo a lo largo de los nueve tomos.

Luego está el final de la saga, apoteósico y con unas escenas de acción muy buenas.

Repito que, en mi opinión, éstos siete tomos son lo mejor que la espada del inmortal puede ofrecer, una saga que incluso teniendo relación con el resto de la obra se puede leer por sí misma sin demasiados problemas (cierto, falta ubicarse, pero no se tarda demasiado).

El dibujo es algo que llama mucho la atención, ese lápiz tiene un talento espectacular, con viñetas magistrales que llevan al máximo su particular estilo de dibujo. A veces puede ser un poco gore, pero tiene personalidad, y eso es algo muy de agradecer.


Muy recomendable. Por no decir imprescindible.
Publicar un comentario