sábado, 25 de junio de 2016

Hace un Año LXXXIII... San Andrés

Bueno, al fin me toca comentar una película sencillita, de esas de apagar totalmente el cerebro y disfrutar con los efectos especiales. Porque eso es lo que nos propone San Andrés, una película de catástrofes de las de toda la vida que no aporta nada al género.

El argumento es sencillo: la falla de San Andrés al fin decide moverse y crear el caos en la ciudad de San Francisco. Así, el protagonista (un experto en salvamento) intentará llegar hasta la ciudad donde su hija se encuentra.

Si habéis visto cualquier tipo de película de éste género podéis dar por hecho que sabréis lo que pasará en cada momento de ésta. Los personajes son previsibles como ellos solos, la relación y el drama familiar están de adorno e incluso tenemos un niño coñón (el que interpreta(ba) a Rickon Stark en juego de Tronos).

Incluso con todo esto en su contra la película consigue sobreponerse y proporcionar poco menos de dos horas de entretenimiento puro y duro con unos efectos especiales de primer orden (esos edificios cayéndose parecen los mimos que los de Man of Steel XD).

Y encima sale Alexandra Daddario, una excusa estupenda para acercarse a la película si no os atraen los efectos especiales.

Por lo demás, normalita hasta decir basta y totalmente olvidable. De esas que si pillas empezadas tampoco te pierdes nada pero que consigue tenerte mirándola durante todo el metraje gracias a un buen ritmo y a todo lo que sucede en pantalla.

Prescindible pero molona.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario