jueves, 21 de julio de 2016

PC - Castlevania: Lords of Shadow 2

Uno de los juegos de la anterior generación de consolas que más gratamente me sorprendió fue Castlevania: Lords of Shadows, un juego de acción muy bien hecho que nos contaba la historia de un “elegido” que debía acabar con todos los señores de la oscuridad. Un reboot a la franquicia Castlevania por parte de un estudio de desarrollo español que recibió muy buena acogida por parte de crítica y público.

Y hoy os hablaré de su segunda parte, que he podido comprar en pc gracias a las rebajas en digital que hay de forma regular para ésta plataforma.

Historia: El final del primer Lords of Shadow nos dejaba con el culo torcido al ver a nuestro protagonista ya vampiro aparecer en la ciudad de Nueva York en la actualidad. Pues bien, seguiremos el despertar de Drácula, un personaje que vuelve sin parte de sus poderes debido a los siglos de inactividad, una inactividad que deberá dejar atrás cuando un viejo amigo le pida ayuda para acabar con Satanás de una vez por todas.

Así, en una aventura lineal que nos irá llevando del castillo de Drácula a distintas ubicaciones modernas, iremos desgranando una trama que tiene mucha relación con la entrega intermedia publicada para Nintendo 3DS.

Sinceramente, la trama no es nada del otro mundo, y los personajes no tienen la fuerza que sí tenían en la entrega anterior. En ésta ocasión más parece que estemos ante una simple excusa para ofrecernos un juego con una mecánica similar y no ante una obra con suficiente entidad propia como para rivalizar con su antecesor en lo que a argumento se refiere.

Flojita.

Apartado Técnico: Valorar un juego con unos años a sus espaldas no es fácil, y éste Castlevania da la impresión de estar un paso por delante del primero en lo que a potencia gráfica se refiere pero muchos pasos por detrás en el apartado artístico.

Es en el apartado visual en el que me he llevado el chasco más grande, con unos escenarios que carecen de la variedad mágica que sí tenían en el primero (se te quedaban en la memoria) para pasar a algo mucho más genérico y olvidable. Como si no hubiera habido esfuerzo por parte del estudio en repetir la atmósfera que me enamoró de la primera entrega.

Es una pena, porque el juego se mueve y se ve muy bien, pero es que ni los enemigos llegan a transmitir nada. En el juego anterior aparecían enemigos y sabías de donde salían y porqué estaban allí, mientras que en éste te da igual.

En lo sonoro nada que reprochar, el compositor que hizo la banda sonora del primero vuelve a estar a una gran altura, dando una banda sonora que es de lo mejor del juego.

Estamos ante el ejemplo perfecto de que más músculo técnico no siempre tiene que dar como resultado un mejor apartado visual.

Jugabilidad: El sistema de combate de la primera entrega sigue allí, con combos a desbloquear y distintas armas o poderes que ir combinando para acabar con nuestros enemigos.

Se ha perdido, sin embargo, el uso de la cruz (o el látigo) para movernos por el escenario, algo comprensible a nivel argumental pero que se debería haber subsanado con algún otro cachivache.

Ítems que encontrar, enemigos con patrones distintos, cierta exploración, final bosses bien diseñados… pero hay un elemento que se le ha criticado mucho y que vale la pena comentar: las fases de sigilo.

A ver, que somos Drácula, hemos vencido anteriormente a todos los señores de la oscuridad, y ahora nos tenemos que convertir en rata para que un enemigo no nos dé un cañonazo y nos mate? Argumentalmente me lo pueden justificar diciendo que aún no tienes tus poderes, pero es un cante. Y encima la mecánica para hacerlo rompe el ritmo del juego, pareciendo más un pegote para dar variedad y alargar un poco el producto que algo bien integrado con el resto del título.

Creo que han dado un paso atrás por el añadido del sigilo, además de perder en epicidad por unos jefes finales menos chulos que los de juegos anteriores. Aun así, es un juego divertido de jugar y que responde bien a lo que le pedimos.

Opinión Personal: Veo que al primero la puse un 9,9 (merecidísimo), y me da a mí que la segunda entrega no se acerca a la primera en ningún aspecto.

Es un ejemplo perfecto de cómo cagarla al hacer una segunda entrega, tirando por la borda muchos elementos (tanto de desarrollo de la trama como jugables) que funcionaban bien para añadir otros peores y acabar dando un juego inferior.

Y da rabia, porque un juego que me pasé en todos los niveles de dificultad y buscando todos los desbloqueables merecía una secuela a la altura, y ésta no lo está.

Lords of Shadow 2 no tiene la calidad suficiente para ser el sucesor del primero, tal cual. En todas y cada una de las facetas del juego parece haberse apostado por ir a lo fácil, y cuando se ha querido añadir algo no se ha hecho bien.

Con todo, es un juego que se disfruta, que te puede dar 8 o 10 horas de aventura, pero que tras terminarlo no invita a rejugarlo. De verdad que si me dicen que el juego lo ha hecho otro estudio y para sacar dinero rápido me lo creo perfectamente.

Así que ya lo sabéis: jugad la primera parte, y si no tenéis nada a lo que hincarle el diente y lo encontráis por un par de euretes, siempre podéis probarlo, quién sabe, igual os gusta más que a mí.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario