sábado, 15 de octubre de 2016

Hace un año XCIX... Marte

Otra semana más en la que la película a tratar me interesaba incluso para verla en cines, una aventura espacial protagonizada por Matt Damon y que se llevó los elogios tanto de la crítica como del público. Estaba todo el hype justificado?

Marte nos cuenta cómo, durante una misión con tripulación al planeta rojo algo sale mal, teniendo que irse del mismo todos los miembros de la expedición menos uno, al que los sensores dan por muerto. Pero no lo estaba.
Así, asistiremos a dos aventuras en una: la primera es ver cómo intenta sobrevivir el personaje interpretado por Matt Damon en un entorno hostil y durante mucho más tiempo del que estaba previsto, mientras que del otro lado veremos cómo en la NASA intentan traerle de vuelta (una vez descubren que sobrevivió).

Son dos horas veinte de película que no se hace pesada en ningún momento, un film que transmite buen rollo incluso en los momentos más oscuros y que consigue que empaticemos con el bueno de Matt (al que tienen que volver a rescatar, una vez más). Cuenta con un buen ritmo, y lo consigue sin tener que poner escenas de acción continúas, simplemente sabiendo cómo rodar el día a día, cómo montar el metraje y cómo insertar la estupenda banda sonora (así que buen trabajo de su director, Ridley Scott).

Una aventura espacial muy entretenida que no sólo se queda en el puro blockbuster, sino que sabe transmitir sentimientos en momentos puntuales. Quizá aquí habría que hablar del grandioso casting, en el que veremos a infinidad de actores conocidos en papeles secundarios, haciendo que el resultado final suba unos cuantos enteros.

Los efectos especiales están a la altura del resto del metraje, creyéndonos todos los entornos que aparecen: los interiores del módulo espacial, el exterior de Marte (con su inclemente clima), el interior de la nave espacial y la recreación del espacio o las oficinas de la NASA (talleres, zona de despachos, etc…). Una labor de ambientación notable que ayuda mucho para meterse con éxito en la película.

No os diré que es la película del año (pasado), pero sí que es sin lugar a dudas uno de los productos más redondos del mismo, una de esas películas que puedes recomendar sin miedo a equivocarte y que cualquier persona que disfrute del cine (a no ser que aborrezca seriamente la ciencia ficción) conseguirá disfrutar sin ningún tipo de problemas.

Me ha encantado.

Valoración Personal: 9,5.
Valoración Metacritic: 80. 
Publicar un comentario