lunes, 31 de octubre de 2016

PS4 - Uncharted 2: Drake's Fortune

Hace poco hice la reseña de la primera parte del remaster de la saga Uncharted, quedando pendientes tanto las otras dos como la reseña de la cuarta entrega. Pues bien, hoy os traigo mi opinión sobre la que hasta ahora era mi entrega favorita de la saga y cómo le afecta el paso a PS4.

Historia: Volveremos a encarnar a Nathan Drake, un cazatesoros al que le proponen un trabajo en apariencia bastante difícil: infiltrarse en un museo turco con el objetivo de robar cierto objeto, un objeto que puede llevar al que lo posea hasta la flota perdida de Marco Polo.

Así, ni corto ni perezoso el bueno de Drake se mete en la búsqueda de la flota, una búsqueda que poco a poco irá derivando en una carrera contrareloj contra un militar loco para encontrar la ciudad perdida de Shamballa.

La trama es lo que uno puede esperar de cualquier producción de acción y aventuras, una historia digna de las películas de Indiana Jones en la que el protagonista tendrá que viajar en busca del tesoro oculto mientras lucha contra los malos, tiene momentos de colegueo con cu mentor y liga como buenamente puede con las dos mujeres que aparecen durante la aventura.

Sorpresas y momentos espectaculares aderezados con acción, aventura y humor. No ganará un Oscar pero sí que te podría llenar una sala de cine sin ningún tipo de problema.

Apartado técnico: Uncharted 2 ya era un juego muy vistoso en su momento, un auténtico salto en potencia visual desde su primera parte. Y ese salto sigue percibiéndose.

A día de hoy y valorándolo como un juego de PS4 nos queda un juego que entra por los ojos, uno de esos que e proporciona desde un paisaje increíble hasta un pueblecito en el Nepal, todo con un nivel de detalle altísimo y que nada tiene que envidiar a producciones mucho más modernas.

Además, es un juego que tiene la espectacularidad por bandera, con explosiones, multitud de enemigos, escenas increíbles… y todo eso suma a que el impacto visual sea excepcional.
El juego mejora respecto a su versión de PS3 en la calidad de los modelos principales, el reescalado a 1080p y en pasar a 60 frames por segundo. Por lo demás, es cierto que se han mejorado algunos efectos de iluminación o que en general se nota más pulido, pero es que el original era tan bueno que o te fijas mucho o no lo aprecias.

En lo sonoro como siempre: banda sonora a la altura de las circunstancias (con el tema de Nathan Drake a la cabeza) y un doblaje como no se hace prácticamente ni para las grandes producciones Hollywoodienses.

Vamos, que en lo técnico tenemos un juegazo que parece mentira que provenga de una generación anterior.
Jugabilidad: Como todos los de la saga, éste Uncharted basa su jugabilidad en la combinación de zonas de tiroteos (mediante sistema de coberturas), plataformas (guiadas y muy sencillas, pero tremendamente bonitas de ver) y puzles (para nada complicados pero siempre satisfactorios.

La mezcla de esos tres elementos con una muy buena narrativa y unos personajes memorables acaban por redondear la experiencia jugable de cualquier juego de la saga.

Eso sí, con la segunda entrega se subió mucho el listón en lo que a espectacularidad se refiere, ofreciendo escenas inolvidables (desde el inicio colgados de un tren) y tiroteos con más profundidad (enemigos provenientes de distintos sitios, con mejor armamento, mejor inteligencia…).

Cuenta además con la inclusión del sigilo, algo totalmente opcional y que se ha retocado (mucho) para que ésta segunda entrega sea más redonda si cabe que en su versión original. Incluso los tiroteos están mejor medidos.

Con todo, se ha quitado el multijugador, añadiendo un modo para jugar los capítulos que se quiera y retando a hacerlo en el menor tiempo posible (lo que unido a los coleccionables y a los varios niveles de dificultad acaban por darle bastante vida al juego más allá de la primera partida).

Tremendamente divertido.
Opinión Personal: A falta de rejugar el cuatro y hacerme una opinión mejor formada, sigo pensando que Uncharted 2 es el mejor de los que salieron para PS3. Lo era entonces y, ahora, con el remaster, sigue siéndolo.

Puede que la saga naciera como un paso adelante en lo que planteaba Tomb Rider, pero es que ésta segunda entrega mejora tanto la fórmula y pone las apuestas tan altas que no es de extrañar que la tercera defraudara, era imposible mejorar tanto otra vez en tan poco tiempo.

Como aventura de acción no hay ninguna pega que ponerle, sabe lo que hace y cómo hacerlo, dando al jugador una aventura intensa en todos los apartados desde el jugable al gráfico pasando por unos personajes memorables o una banda sonora que todo el mundo debería tener en su casa.

Es uno de esos juegos por los que vale la pena comprarse una consola y que encumbra a una saga/personaje a la altura de mito. Nathan Drake y los Uncharted estarán en el Olimpo de los videojuegos y en gran parte será por la auténtica obra maestra que os estoy comentando hoy.

Soy consciente que un juego de éste calibre merece un post de cuatro o cinco A4, pero siendo la segunda vez que hablo de él en el blog os tendréis que conformar con uno de un par de páginas.

No sé si es el mejor juego de PS3, pero sin duda está en el top por el que vale la pena comprarse una consola, así que imaginaros si vale la pena comprárselo con unas ligeras mejoras y acompañado de su secuela y su precuela.

Para los que ya lo tenéis de la generación anterior también creo que vale la pena comprarse el remaster, es una forma estupenda de rejugarse la saga y tenerla en un solo dico. Las mejoras valen tanto la pena como para tenerlo dos veces? No. Pero si sois fans de la saga posiblemente ya lo tendréis por duplicado, aunque sea por darle las gracias a Naughty Dog por cuidar tanto al jugador.

Obra maestra.

Valoración Personal: 10 (le mantengo la nota porque no pierde absolutamente nada con el paso del tiempo).
Valoración en Meristation: 9,5 al original, 8,5 al remaster.
Valoración Metacritic: 96 al original, 86 al remaster.

Publicar un comentario