lunes, 17 de octubre de 2016

Xbox 360 - Bioshock Infinity

Como no podía ser de otra forma Bioshock Infinite se pasa por el blog unos meses después de haber encontrado descanso en la estantería y bastante más de un año más tarde de haberlo jugado por primera vez. Motivo? Soy un tardón y tengo el blog petado de entradas programadas.

El caso es que hoy os vengo a hablar de éste gran shooter en primera persona.

Historia: Somos un detective privado contratado por una gente misteriosa y con el objetivo de rescatar a una joven llamada Elisabeth. Hasta aquí todo pinta a cine negro, pero y si os digo que estamos en el año 1912 y que la tenemos que rescatar de una ciudad voladora creada por las mentes más importantes de la época?

Así, tendremos que ir a la ciudad de Columbia, un lugar en apariencia perfecto y encontrar a la tal Elisabeth, una muchacha que es de todo menos normal, ya que cuenta con ciertos poderes sobre el espacio y el tiempo.

Una vez iniciado el secuestro nos enemistaremos con toda la ciudad, descubriendo que no todo era tan bonito y haciendo frente a cuantos peligros se nos pongan por delante con tal de rescatar a la chica.

Una trama muy bien hilada que reserva varias sorpresas al jugador (el tramo final es increíble en éste aspecto) y que sabe narrarnos historias paralelas mediante las típicas cintas que encontraremos por la ciudad.

Es uno de los puntos fuertes del juego, la sensación de estar acompañando a una chica y viviendo una aventura junto a ella es total, y la forma de narrarlo todo (mediante la acción y sin apenas escenas de video) está muy bien llevada.

Apartado Técnico: Otro ejemplo claro de que un apartado artístico bien trabajado hace que todo sea vez infinitamente mejor.

La recreación de la ciudad de Columbia es magistral, en todo momento podremos ver que estamos en una ciudad voladora, con distintas plataformas y con el cielo por bandera en todo momento (o las nubes a nuestro alrededor). Dicha ciudad nos lleva tanto a la época en la que está ambientado el juego como pueda hacerlo cualquier película, pero con un toque de imaginación impagable.

En cuanto al músculo técnico estamos también ante un juego que no desmerece para nada con otros de los sacados durante el mismo año, una auténtica gozada en XBOX360 (supongo que en pc debe ser un espectáculo).

Tenemos de todo, desde reflejos en el agua hasta los distintos efectos que provocan tanto nuestros poderes como las armas que usaremos, y eso sin sacarnos nunca de esa ambientación tan buena.

La banda sonora acompaña a la perfección, incluyendo incluso un temazo que recordaréis durante bastante tiempo.

Difícilmente encontraréis juegos mejores que éste a nivel visual si tenéis una 360.

Jugabilidad: Si habéis jugado en alguna ocasión a un Bioshock sabréis qué os podéis encontrar: un shooter de los de toda la vida, con un armamento variado pero con la adición de una serie de poderes (que se eligen y se pueden mejorar) que hacen que la variedad durante el combate sea simplemente enorme.

Podremos desde incinerar a nuestros enemigos a lanzarles cuervos para que se coman sus ojos, entre muchas otras lindezas con las que cebarnos con ellos. Y suerte que tenemos todo esto a nuestra disposición, ya que ellos tampoco van mal equipados y supondrán un reto en cualquier momento.

Infinite se diferencia de los juegos anteriores de la saga por dos elementos. El primero es la presencia de Elisabeth, que nos ayudará durante los combates haciendo lo que buenamente pueda (darnos munición, por ejemplo). Mientras que el segundo es el juego a varias alturas, aprovechando la verticalidad de los escenarios podremos ir de un punto a otro fácilmente acabando (o huyendo) con nuestros enemigos.

Un juego divertido, frenético y con multitud de opciones para los más imaginativos.      

Opinión Personal: Bioshock Infinite es un shooter distinto, lleno de posibilidades en el combate, con una historia trabajada, una ambientación de lujo y visualmente impactante. Entonces, qué tiene de malo para que no le ponga un diez y me quede tan a gusto?

Creo que cuenta con un ritmo un tanto irregular en los tiroteos, haciendo de algunos de ellos algo totalmente memorable mientras que otros son simples trámites para seguir avanzando, además, me parece que la puntería enemiga es excesiva (sí, lloro por la dificultad injusta XD). Son elementos que puede que os den igual, pero a mí, el de los tiroteos desiguales me ha tirado un poco para atrás, haciendo que no disfrute al 100% de lo que éste juegazo puede ofrecernos.

Dicho lo malo, paso a recomendar el juego a cualquiera que disfrute con un buen shooter. No es tan frenético como otros, pero sus posibilidades le vuelven un poco más táctico, además de tener una historia que no está para rellenar y que acabará por importaros.

Si os gusta la ambientación tampoco tenéis excusa para no aceraros al juego, digamos que es marca de la casa el construir ciudades alucinantes donde todo se va a la mierda como eje del juego. En ésta ocasión le ha tocado a una urbe voladora llena de elementos por descubrir, sólo por ver la ciudad ya vale la pena acercarse al juego.

Lo recomiendo? Creo que a éstas alturas quien no lo haya jugado es porque no ha querido, pero aun así os diría que aprovecharais las rebajas de Steam o os hicierais con él de segunda mano, seguro que por menos de 10€ os podéis hacer con uno de los juegos de la generación pasada, que quizá no ha conectado conmigo tanto como podría hacerlo, pero creo que es más problema mío que del juego.

Valoración Personal: 8.8.

Publicar un comentario