martes, 15 de noviembre de 2016

20th Century Boys #11 a #13

Los tres tomillos que componen ésta saga ya tienen algo más chicha que los anteriores, en éstos tenemos desde ver cómo la madre de Kanna es la responsable del virus (junto a un tal Yamane), vamos viendo cómo poco a poco las pistas sobre la identidad de amigo confluyen en la revelación de la misma (junto con su muerte) o la reaparición de Maruo (con una nueva apariencia que le hace más carismático).

El ritmo de ésta trama es un crescendo continuo hasta el momento del disparo sobre amigo, un ir viendo cómo las piezas encajan una sobre otra para mostrarnos un clímax que bien podría ser el final de la obra (aunque hubiera sido un tanto chusquero), pero que por suerte sólo activa la siguiente parte de la trama.

Como siempre tenemos las tramas dentro de tramas, esos capítulos protagonizados por personajes un tanto menores (al menos hasta ese momento) que nos dan una visión más amplia de lo que está sucediendo, con puntos de vista distintos e historias más cerradas, capítulos que aportan calidad y fondo a la obra.

Creo que es en la mezcla de esos capítulos con los de trama (en los que enseña un poco pero no te lo acaba de mostrar casi nunca) donde Urasawa es un maestro, en crear tensión sin mostrar nada, en tenerte la sorpresa en una mano y pasar a la otra… un auténtico maestro del thriller en papel.


Vamos, que ésta saga me ha gustado y deja con ganas de saber por dónde puede ir la obra en el futuro más inmediato.
Publicar un comentario