miércoles, 25 de enero de 2017

Rave #4

Cuatro tomos don’t stop de Rave, la he cogido como si fuera la primera vez que la leo e incluso creo que la estoy apreciando más ahora (y comparándola con Fairy Tail).

Éste cuarto tomo termina el combate de la aldea donde llovía tanto, un combate plagado de humor,
con unos villanos que quizá no lo eran tanto y donde los poderes son para partirse de risa: hacer bailar al enemigo¿? En fin, saga humorística y cortita.

Y luego pasamos al plato fuerte (en teoría) que no es otro que localizar a un ejército de Demon Card (los malos, por si lo de Demon no era una buena pista) que está buscando una de las cuatro partes de Rave en una cueva. Resultado? Un asesino intenta matarles, aparece Shuda, se reencuentran con un viejo amigo y se nos hace una breve ampliación de lo sucedido hace 50 años (además de ver que Ellie parece esconder algo importante).

En resumen: un tomo que objetivamente debería haberme gustado más pero que se me ha hecho algo cuesta arriba al notar cierto alargamiento con la inclusión del asesino, como si no quisiera revelar lo del final del tomo y tuviera que poner un malo de relleno.

Por lo demás, sigue siendo el manga divertido y bien pensado (dentro de su género, que hay absurdeces como que el malo les dé un veneno que los duerme, en lugar de uno que los mate) que recordaba, con una ligera mejora del dibujo y que entretiene. Aunque pierda carrerilla sigue a buena velocidad.
Publicar un comentario