jueves, 27 de abril de 2017

Black Sails T3

Debo reconocer que Black Sails no fue, en su primera temporada, una serie que me convenciera del todo. Tenía los elementos ahí: ambientación pirata semi histórica, buenos medios, buenos actores, y una trama adulta. Pero había algo en ella que no acababa de cuajar.

Pero los capítulos fueron pasando, hasta que hemos llegado a la tercera temporada que os comento hoy (la cuarta no tardará demasiado en pasarse por aquí). Una temporada donde la serie se ha hecho mayor, consiguiendo pulir todo lo que no funcionaba en la primera temporada y que no acababa de explotar en la segunda para presentar una tercera temporada (que como toda la serie) va de menos a más, pero que ya empieza muy alto.
En ésta ocasión tendremos a los piratas que se aliaron al final de la temporada anterior intentando utilizar sabiamente el tesoro conseguido con tal de que Nasau siga siendo una ciudad libre, pero los ingleses quieren recuperar la isla.

Es una trama sencillita, pero llena de rencillas y motivaciones personales de un montón de personajes que se han hecho ya muy carismáticos (más alguna nueva incorporación), una trama que se va cociendo a fuego lento, pero que no llega a tener un ritmo cansino, no, aquí siempre pasarán cosas y no tendremos un capítulo malo.

Otra cosa a destacar es el incremento en el presupuesto y el tono más oscuro. El presupuesto se nota en los momentos navales y en una (aún) mejor ambientación. Y el tono más oscuro era inevitable, no en vano los personajes empiezan a haber visto de todo y sus reacciones son menos meditadas, más viscerales.

Acción, batallas navales, tormentas, traiciones, duelos, emboscadas, política… todo lo que debe tener una buena aventura de piratas llevada a la pequeña pantalla de forma que cualquier fan del género pueda disfrutarlo. Quizá la primera temporada sea un peaje a pagar para disfrutar de ésta gran serie, pero es un peaje pagado con gusto visto que no deja de superarse capítulo a capítulo.

Imprescindible? Quizá ésta tercera temporada esté muy cerca de serlo. Y como serie habrá que valorarla cuando acabe, pero es posible que estemos ante una de esas series que explotan tarde.
Publicar un comentario