viernes, 23 de junio de 2017

Los Ángeles Caídos - La Herejía de Horus XI

Tras un parón bastante importante vuelvo a la carga con los libros de la Herejía de Horus. Y vuelvo de una forma curiosa, saltándome el décimo (de relatos cortos) y pasando directamente a undécima entrega. Veamos qué tal.

Historia: Las noticias sobre la traición de Horus se extienden.

La Gran Cruzada parece haber alcanzado un punto muerto durante el cual los primarcas y sus legiones deciden de qué lado descansará su lealtad, si del lado del Emperador o del lado de Horus el señor de la Guerra. Los Ángeles Oscuros serán puestos a prueba tanto en el espacio exterior como en su propia patria, Caliban. Mientras su planeta se esfuerza por liberarse del gobierno de las leyes del Imperio, una guerra civil estalla en su interior. Las esperanzas están puestas en Los Ángeles Oscuros que se verán inmersos en un sangriento conflicto en el que todo lo que conocen y en lo que confían quedará en entredicho.

Volvemos con los Ángeles Oscuros, la primera legión de la cruzada del Emperador, la legión liderada por Lion el’Johnson. Una vuelta curiosa, y es que creo recordar que es la primera legión con dos novelas (quitando la de Horus, que tuvo la trilogía original).

Otro punto que llama la atención del libro es que divide su acción en dos lugares a la vez, con dos tramas aparentemente independientes y desde los ojos de dos familiares.

Por un lado tenemos a los que están con Lion. Un grupo de astartes listo para la acción que, siguiendo a su primarca, asaltará un mundo de importancia estratégica para el Señor de la Guerra. Es una trama repleta de acción, con pocas revelaciones y un protagonista que se pregunta de vez en cuando si lo que hace es correcto.

Por otro lado tenemos a un grupo que ha sido devuelto a casa para entrenar a las futuras generaciones de astartes, más un castigo que una recompensa. Éste grupo tendrá que hacer frente a problemas en su propio mundo natal, unos problemas que también van rodeados por una pérdida de confianza del personaje protagonista.

Así, en dos frentes distintos tenemos a dos familiares que deberán lidiar como puedan con los problemas que tienen entre manos, dudando de su lealtad hacia el Imperio y su líder y haciendo lo que creen es mejor.

Una trama lineal, con únicamente un par de giros que ves venir de lejos y que basa su atractivo en los dos personajes principales y la gran cantidad de acción que hay entre sus páginas.

Personajes: Centrándose en dos lugares a la vez es curioso ver cómo los dos personajes protagonistas son prácticamente iguales: psíquicos de gran poder que se cuestionan lo que sucede a su alrededor, hombres honor que morirían por los suyos. A su alrededor es donde cambian un tanto las cosas.

Flota de Lion: Aquí tenemos básicamente un grupo de marines espaciales en plena acción para recuperar un mundo forja bajo las órdenes de su primarca. Camardería, sangre y buena acción, pero personajes planos.

Caliban: Aquí hay cierta intriga, traidores a la orden y un aire de fantasía medieval bastante chulo; incluso los personajes que rodean al principal (un par) parecen tener motivaciones más allá de hacer lo que les mandan. Por ejemplo, Luther es un personaje bien construido, alguien que crio al primarca y que cuenta con la lealtad de sus hombres, pero también es alguien que se siente traicionado. Más profundos, sí, pero tampoco son para tirar cohetes.

Opinión personal: Los Ángeles Caídos es una novela que intenta explicarnos los motivos que llevan a los miembros de una misma Legión a tomar caminos separados, creyendo ambos que están actuando de forma correcta. Pero lo hace abusando sobremanera de la acción por la acción, con escenas que pueden llegar a durar un capítulo entero y que prácticamente no aportan nada.

La sensación que he tenido al acabar ésta novela ha sido de relleno, de que lo mismo lo habrían podido contar con muchísimas menos páginas, especialmente la trama de Lion, épica en lo “visual” pero narrativamente más floja y con menos interés, y todo para que con las dos últimas frases le den un giro… en fin.

La parte de Calibra, por el contrario, sí me ha parecido más interesante. Tiene acción, sí, pero también tiene una trama que ir desvelando, además de ver la evolución de algún personaje.

Pero bueno, supongo que no debería haber esperado mucho más de una novela franquicia para una saga que se está alargando ad infinitum y que te puede sacar libros para contar las cosas más nimias. De hecho, creo que con un capítulo en algún otro libro o con un relato corto podrían haber avanzado la trama general de la saga exactamente igual.

Como novela en sí está curiosa, entretiene y no se hace larga (salvo algunos tramos de acción). Está bien escrita y te la acabas leyendo sin darte cuenta… pero en su mayor parte carece de sustancia. Un blockbuster del montón sería lo más cercano si lo comparáramos con el mundo cinematográfico.

Valoración Personal: 6,5.

Publicar un comentario