sábado, 1 de julio de 2017

Hace un Año CXXXVI (I/II)... Antes de ti

Que soy un poco ñoño es evidente a poco que llevéis un tiempo pasándoos por el blog, así que era de cajón que ésta semana me pillaría la peli romántica de Emilia Clark que se estrenó ahora hace un año (sí, ésta sección va de recuperar películas de la cartelera un año más tarde). Vale, en medio hora reseñaré la continuación de Independence Day, pero no rompamos la magia.

Antes de ti es un drama romántico de manual, uno en el que una chica de casa obrera es contratada para hacer compañía al hijo de una familia acaudalada, un hijo que tuvo un accidente que le dejó tetrapléjico y que le ha hecho perder las ganas de vivir.

Podríamos decir que la película transcurre por los raíles habituales del género, un  amor que va creciendo, una chica con una personalidad achuchable, él distante que se va acercando, etc… incluso las escenas son bastante típicas. Así entonces, qué tiene de especial?

No os lo sabría decir. Supongo que el casting hace mucho (con una Emilia Clark encantadora) y unos secundarios a buen nivel, pero lo que realmente me ha llamado la atención es el papel de él. Es un actor que no he reconocido hasta pasado un rato (salía en los Juegos del Hambre), un chico al que le auguro un gran futuro en el cine, y un chico que desprende carisma y hace el personaje del tetrapléjico totalmente suyo. Y no es que brille en el papel ni que haga nada que vaya a reportarle premios, simplemente me lo creo y se me hace entrañable.

Por otro lado la película tiene una capa de dureza de la que tas cuenta bien avanzado el film, una capa que le da un plus de calidad al conjunto (y al final, del que no hablaré) y que hace que llegues a emocionarte en algunos momentos.

Es curioso, porque mirando la película fríamente no tiene nada que no haya visto ya, pero me ha funcionado como comedia/drama romántica como hacía tiempo que no me funcionaba una película y creo que merece un visionado a poco que os guste el género.

En fin, no me enrollo más. Me ha parecido entrañable, emotiva y dulce (y ñoña también, para qué negarlo).

Valoración Personal: 8.

Publicar un comentario