lunes, 15 de enero de 2018

Deus Ex Mankind Divided (PC)

La primera entrega moderna de ésta saga se llevó un premio en el blog (tercer mejor juego de 2012), y es que planteaba una trama muy interesante mezclada con una jugabilidad variada y realmente cuidada.

Hoy os traigo mi opinión sobre su segunda entrega, que ésta vez he jugado en pc. Veamos qué trae Deus Ex Mankind Divided.

Historia: Encarnamos a Adam Jensen, un soldado aumentado (con partes robóticas) que trabaja para una rama de la Interpol. Somos un agente de élite, uno que vivió una serie de sucesos traumáticos (primer juego) y se ha visto en medio de una creciente animadversión hacia los aumentados.
En un momento muy temprano del juego asistimos a un atentado, y desde ese momento empezaremos una investigación por encontrar a los culpables y evitar que sigan ampliando el cisma que hay en la sociedad.

Es una trama MUY compleja, repleta de información a encontrar (correos electrónicos, agendas) y con multitud de misiones secundarias que enriquecen el mundo de Deus Ex. Por si fuera poco, nuestras acciones afectarán en cierta medida al final de la trama.

Incluso diría que el argumento es demasiado complejo, y eso que lo explican muy bien mediante cinemáticas y los ya mencionados documentos que podemos encontrar por todo el mapeado. Pero es que el lío de conspiraciones y asociaciones llega a ser hasta mareante. Para los que quieran una distopía profunda y con mucha chicha.

Apartado técnico: La primera entrega de la saga destacaba por un excelente apartado artístico acompañado de un motor visual bueno pero que tampoco acababa de destacar. Pues bien, en ésta segunda se sigue apostando por un muy buen apartado artístico, con una Praga entre futurista y “normal” muy bien recreada, pero es que además luce estupendamente en movimiento.

Aclaro que lo he jugado en PC con todo en Ultra y a 60fps, algo a lo que no estoy acostumbrado (siempre acostumbro a elegir las consolas) y que me ha encantado.
Todo el juego se mueve con una fluidez envidiable, escenarios razonablemente amplios, muy bien pensados y que lucen estupendamente bien en pantalla. No está a la altura de Gears of War 4, pero es realmente bonito de ver (y si no, mirad la lista de reproducción que acompaña al texto).

La banda sonora, por su parte, es bastante incidental, no consigue transmitir ningún tema potente y simplemente acompaña a la jugabilidad.

Lo que sí destaca es el doblaje al castellano, hecho por actores de doblaje de primer nivel y muy cuidado.

Jugabilidad: En el fondo éste Deus Ex no deja de ser un shooter, pero uno que permite al jugador encarar los escenarios como quiera, aprovechando su estilo de juego. Y eso es gracias a lo bien diseñados que están los escenarios y a la personalización de los poderes del protagonista a medida que avanza la aventura.

Así, podemos optar por jugar a un shooter al uso, matando a todo lo que se mueva apoyados por mejoras en la salud, los escudos, la puntería, etc… O podemos optar por el sigilo, buscando rutas alternativas gracias a la invisibilidad o a ciertas mejoras de movimiento. Incluso podemos colarnos en las instalaciones gracias a nuestras dotes de hacker…

Lo mejor del caso es que cualquiera de las opciones es válida, incluso se puede optar por una mezcla de las tres o ir cambiando (dentro de unos límites) sobre la marcha para adecuarnos a nuestra forma de jugar.

Eso sí, no es un juego fácil, y caeremos varias veces ante el enemigo (o no veremos un lugar por el que pasar sin que nos vean, aunque esté allí).
Opinión personal: Éste Mankind Divided es un muy buen juego, hace un puñado gigante de cosas bien, se ve estupendamente y tiene una trama compleja y profunda. Pero no me funciona igual de bien como lo hacía su primera entrega.

El primer punto que me chirría es su estupenda historia. Es una trama que da bastante giros y con un fondo muy grande, pero que no me llega porque apenas toca en lo personal al protagonista, algo que sí sucedía en la primera entrega. Ésta desconexión hacia lo que está pasando porque no afecta tan directamente al personaje es el mayor error del juego, eso que a veces no te queda claro qué estás haciendo en algunas de las misiones.

Luego tenemos la jugabilidad, que aunque sea más depurada creo que se pasa de frenada en la dificultad, penalizando excesivamente algunos errores en el sigilo y haciendo casi imposible “reiniciar” la situación sin matar a todo bicho viviente. Para que os hagáis una idea, hay una misión de infiltrarse en una escena del crimen, pues bien, un despiste mío acabó con toda una comisaría eliminada a tiros por la escena (la maté yo), y todo porque me vieron de refilón… Esto es un arma de doble filo, ya que hará que mucha gente se enganche por el desafío, que es demencial en el nivel más alto de dificultad.

Entonces, vale la pena jugarlo? Yo creo que sí, son unas catorce horas de aventura bien llevada, con multitud de cinemáticas, decisiones, distintas formas de encarar las misiones… pero sin esa chispa que distingue a un juego notable del que se queda en la memoria pasados unos meses o unos años.

Divertido de jugar, sí; bueno, un rato. Pero le falta pulirse más para ser imprescindible, aunque tenga suficientes virtudes como para haberlo sido.

Valoración Personal: 8.
Publicar un comentario