lunes, 19 de marzo de 2018

PS4 - Gravity Rush 2

Uno de los juegos imprescindibles en cualquier listado para PSVita es, sin lugar a dudas, Gravity Rush, un juego distinto, que proponía una fórmula jugable distinta y que se basaba en que nuestro personaje era capaz de manipular la gravedad. Así, habiendo disfrutado de esa joyita del catálogo portátil, no me pude resistir a jugar su segunda entrega. Veamos mi opinión.

Historia: Han pasado unos años desde los sucesos de la primera entrega, y volvemos a encarnar a Kat, la eterna optimista.

En ésta ocasión empezamos la aventura trabajando como mineros de gemas en una zona muy peligrosa y para una especie de tribu que depende de dicha minería para sobrevivir. Estamos en una zona extraña para nosotros y no recordamos cómo hemos acabado aquí (con un amigo nuestro). Así, lo único que podemos hacer es trabajar día tras día para ganarnos nuestro pan; y es que, por si fuera poco, hemos perdido nuestros poderes.

Poco a poco la trama se irá complicando, añadiendo nuevas facciones, personajes y derivando poco a poco en la verdadera historia del pasado de Kat. La verdad es que la trama podría ser irrelevante, pero se han molestado en hacer un nexo de unión interesante entre las 27 misiones principales, con personajes llamativos y algún que otro momento bastante intenso.

Eso sí, se nos irá contando mediante viñetas estilo comic mezcladas con escenas de video hechas con el mismo motor del juego, una forma de narrar curiosa pero que no le va del todo mal a éste juego.

Apartado Técnico: El salto de PS Vita a PS4 le ha sentado fantásticamente bien al juego, ampliando bastante la distancia de dibujado y la escala de la aventura. Con todo, sigue destacando mucho más por el aspecto artístico que por el técnico. Me explico.

En lo que a músculo técnico se refiere tenemos un juego que no acaba de destacar, bastante normalito. Sí, es cierto que vemos muy lejos, pero también lo es que los elementos aparecen de golpe en la distancia, y aunque el juego tiene un movimiento muy fluido no por ello se siente un poco justito en lo que a potencia se refiere.

En lo artístico ya es otra historia. Los personajes tienen unos diseños muy anime, con algunos realmente logrados que se nos quedarán. Las construcciones y los escenarios son una delicia, muy verticales y bastante variados, desde mansiones nobles hasta un suburbio bajo las nubes, pasando por algunas de las construcciones del tramo final del juego. Realmente bonito.

La música es repetitiva, y el doblaje inexistente, ya que los personajes hablan en un idioma inventado (y subtitulado).
Jugabilidad: En general tenemos un juego que se controla muy bien, y eso que la mecánica principal consiste en cambiar la gravedad del personaje, haciendo que sea atraído hacia el punto al que estemos mirando en ese momento. Ésto nos da una aventura de acción muy peculiar de jugar, ya que contamos con las tres dimensiones para movernos y lo que era una pared lo podemos convertir en un suelo.

El combate es variado, con tres estilos de combates (cada uno con alguna particularidad) y que se ajustan a la forma de afrontarlos de cualquiera (a distancia, cuerpo a cuerpo, saltando sobre los enemigos...).

El juego tiene además ciertos puzzles, bastante bien pensados, y unos jefes finales muy chulos y divertidos de jugar.

Contamos también con coleccionables (fotos, trajes para la protagonista, 49 misiones secundarias, misiones de minería, retos, búsqueda del tesoro...) con lo que el juego puede durarnos muchas horas; pero me extrañaría que os bajara de 20. Eso sí, éste contenido viene con una pega: se alarga demasiado, con misiones con algunos momentos aburridos y excesivamente reiterativos.

Otro punto negativo sería el control sin poderes, que en algunos momentos los perderemos. Aquí saltar se convierte en un acto de fe, y no sabes cuándo reconocerá lo que le has dicho con el mando. Un suplicio que, por suerte, no tendremos que pasar en muchas ocasiones.
Opinión Personal: Gravity Rush 2 nos ofrece una propuesta continuista respecto al primero, con mayores escenarios, más variedad de enemigos y misiones, mucho más contenido y una trama más interesante. Es un más y mejor de libro.

Pero es demasiado parecido, y tiene algunos puntos que evitan que el juego logre la excelencia: apartado gráfico justito (suerte de lo artístico), exceso de misiones secundarias demasiado alargadas, una trama con algunos altibajos o un control nefasto cuando no tenemos poderes. Son suficientes puntos como para pensárselo dos veces.

Y luego está lo bueno: un control exquisito cuando alteramos la gravedad, personajes bien diseñados y con tramas interesantes, un escenario muy grande por explorar (y que se disfruta explorando), multitud de cosas que hacer. Y lo mejor de todo: es divertido de jugar, engancha.

Con todo nos queda un juego notable, que podría haber alcanzado la excelencia pero que parece conformarse con dar más y mejor a los que se acercaran a la primera entrega. Tiene altibajos? Sí. Pero creo que la propuesta es lo suficientemente original como para que cualquier jugón que ya tenga los básicos de la plataforma se acerque a él: es exclusivo  y lo puede encontrar a buen precio junto con el remaster de la primera entrega.

Os recomiendo jugar la trama principal sin desviaros demasiado, y luego, si os apetece seguir, poneros con las misiones secundarias; si hacéis como yo y jugáis las secundarias a la que se desbloquean acabaréis por perder el ritmo de la partida.

Valoración Personal: 7,8.


Os dejo mi partida completa, por si tenéis curiosidad o simplemente la queréis usar de guía.


Publicar un comentario