viernes, 27 de abril de 2018

Batman y Superman: El Enemigo en Casa


Sigo con la serie Batman y Superman, una colección que había empezado bien en cuanto a ideas y dibujo pero que se fue desdibujando hasta dar dos números finales bastante flojos. Ahora tenemos al equipo creativo fuera, y entra uno nuevo. Remontarán?

Historia: El Detective Marciano interrumpe una fiesta que se celebra en la Mansión Wayne. Pero el único superviviente del Planeta Rojo no quiere que Batman le ayude a resolver ningún caso ni tampoco comunicarle asuntos importantes de la Liga de la Justicia. ¡Lo que pretende es matarlo! El Caballero Oscuro y el Hombre de Acero van a tener que hacer frente no solo a su compañero sino también a enemigos que regresan de forma inexplicable como Titano o Parásito. ¿Quién está detrás de todo esto? ¿Y cómo puede ayudarles el Cuerpo de Green Lanterns?

El arranque de la trama no podía ser más prometedor, dejando de lado las payasadas, las idas de olla sin sentido y proponiendo una trama en apariencia simple pero con elementos de enganche suficiente para ponerse con ella.

Una amenaza desconocida parece estar trayendo de vuelta (o convirtiéndose en) algunos antiguos enemigos de la JLA, y todo con el aparente motivo de deshacerse de Batman.

Por qué? Quién está detrás de todo? Que pueden hacer los dos más grandes de Dc para frenar la amenaza? Eso es lo que podréis leer en los primeros cuatro números que componen la colección (casi diría cinco) hasta llegar al apresurado final.

Una trama interesante (con huecos enormes, pero que se disfruta con el cerebro apagado), que vuelve a lo básico del mundillo superheroico y de la relación entre los dos personajes que tan bien funcionaba al inicio de la colección.

Dibujo: Aquí no estoy tan contento como con el cambio de guionista. Los lápices y el color casi cartoon de los números anteriores le daban un aire distinto a la colección, le aportaban alma.

Ahora tenemos un dibujo mucho más habitual en el mundillo superheroico, con cuerpos más “serios” y rostros más oscuros. Es un cambio hacia una modernidad mucho más sobada, un dibujo notable pero que se ve con cierta regularidad en los comics.

Además, es un dibujo más irregular, con momentos en los que brilla de forma espectacular para caer en lo más convencional. Una mezcla entre ese dibujo de los 2000 y un toque clásico (en viñetas) que acaban de darle el aspecto final.

Creo que es un dibujo que debe evolucionar y acabar de encontrarse, pero aun así consigue un buen acabado.

Personajes: De nuevo tenemos a los dos grandes protagonistas en el primer plano, personajes que se cuestionan un tanto su propia personalidad (en algún momento del comic) y que acaban por seguir difiniéndose gracias a sus acciones.

Superman quizás es el personaje que más evoluciona en ésta obra, empezando por el de siempre, pasando por cierta fase y reafirmándose. Quizás sea eso último lo que hace la obra, reafirmar a dos personalidades muy distintas pero amigas por el nexo común que les une.

El resto de personajes son bastante más testimoniales, simples apoyos para hacer avanzar la trama y contarnos lo que el autor quiere de los dos personajes principales. Incluso el villano no deja de ser una mera excusa.

Quizás los otros héroes que aparecen merecerían un mejor trato, pero bueno, ésta no es su colección.

Opinión Personal: El cambio de guionista le ha sentado muy bien a la obra, consigue hacer un comic entretenido y comprensible, algo que no venía pasando últimamente. Es cierto que la trama peca de simplista y de tener fallos que a poco que los pienses no se sostienen por ningún sitio, pero el caso es que funciona como entretenimiento y como toma de contacto con la forma que tendrá de tratar a los personajes el nuevo equipo creativo.

El cambio de dibujo también se deja notar, y aunque me parece peor, no deja de tener esas viñetas brillantes, de poster, que tanto gustan al amante del comic de superhéroes. Otro apartado para evolucionar pero con buenos mimbres.

Con todo queda un comic divertido, que se lee bien y rápido, que sabe lo que quiere contar y al que no le da miedo tirar de tópicos o hacer trampas para hacerlo. Es un buen comic? Creo que sí, siempre que uno no se espere una obra maestra, porque aquí lo que tenemos es un comic de consumir rápido con ciertos toques que elevan su calidad, un comic que puede valer la pena si te gustan los dos personajes e incluso es una buena puerta de entrada a lo que la colección puede ofrecer: un comic donde los dos protagonistas brillen por igual.

Valoración Personal: 7,2.

Publicar un comentario