sábado, 16 de junio de 2018

Hace un año CLXXXVI... Baywatch: Los vigilantes de la playa


Desde el momento en que se anunció el remake en formato película de los vigilantes de la playa era evidente que la cosa sólo podía tener una conclusión: un desastre de película. Pero si eres consciente cuando empiezas a hacerla, quizás te acabe saliendo una comedia entretenida...

A ver, seré sincero y os diré que el único motivo para elegir ésta semana la película de Baywatch es Alexandra Daddario en bañador, un motivo muy imbécil, pero el mío. Dicho lo cual, pasemos a ver qué tal está la cinta.
Salen éstos dos, hacen falta más motivos?
Como no podía ser de otro modo el argumento de la película es tontorrón por decir algo: unas pruebas para reclutar nuevos socorristas, una organización que pone a la playa en peligro, y el jefe de los socorristas intentando impedirlo. Y ya está.

La gracia del tema es que la película es autoparódica hasta el absurdo (cámaras lentas incluídas) y no se toma en serio en ningún momento. Pero admitámoslo, la serie ya era casposa en su momento, con lo que el remake intenta ser algo más desenfadado.

Quizás se pase en más de una ocasión con los chistes de penes o bromas similares, sea una cinta que parece guionizada sin ganas y a lo fácil y los actores tampoco es que puedan hacer más que con los papeles que tienen. Pero es divertida, y a poco que entres en su juego (acción, bromas, cuerpos esculturales) te lo pasas bien.

No es una buena película, no como comedia, ni como película de acción, pero tiene el suficiente carisma (especialmente los actores, que da gusto verlos) como para tenerte distraído las casi dos horas que dura, sin requerir ningún esfuerzo por tu parte.

Vale la pena? No. Os arrepentiréis de verla? Creo que tampoco.

Valoración Personal: 6.
Valoración Filmaffinity: 4,2.
Valoración Metacritic: 37.

Publicar un comentario