sábado, 6 de octubre de 2018

Hace un año CCII... Blade Runner 2049


Lo admito: la primera Blade Runner me parece una de las películas más sobrevaloradas de la historia, y os lo dice alguien que la ha visto más de una vez y se ha escuchado algún que otro podcast para entenderla y valorarla mejor. Y entiendo sus virtudes, pero me parece una película fallida como tal.

Así que mis expectativas con ésta secuela eran más bien escasas.

Estamos ante una película que sucede bastantes años en el futuro de la película anterior, con una serie de sucesos que han cambiado el mundo y han hecho que sigan siendo necesarios los cazadores de replicantes.

Seguiremos a uno de dichos cazadores (que a su vez es un replicante de nueva generación), un tipo que descubre una cosa bastante perturbadora, una cosa que podría cambiar al mundo para siempre y que debe seguir investigando, algo que le supondrá un coste personal tremendo.

Básicamente nos encontramos ante una evolución y puesta al día de las ideas de la primera entrega. Una trama que podría funcionar (tiene muchos elementos interesantes) pero que se me hace un relato fallido por su falta casi absoluta de ritmo narrativo.

Creo que es de esas películas que adoptan el ritmo lento para intentar ser contemplativas, meterse más en la mente del personaje... pero es un tipo de lenguaje que me repatea y, aunque lo puedo compartir en algunas producciones (como la serie The Wire) no creo que sea necesario en ésta.

Desde el punto de vista formal no tengo ni una sola queja: es visualmente impecable, trasladándote a la perfección a un mundo que puede ser perfectamente una sucesión lógica del que ya conocimos. Banda sonora continuista, grandes decorados, efectos especiales intachables... por aquí no me quejaré.

En lo que hace referencia a los actores tampoco le pongo fallos. Ryan Gosling está toda la película prácticamente inexpresivo (algo que le sienta bien) y el resto cumple sobradamente con lo que se les pide (me han gustado especialmente Dave Bautista y Ana de Armas).

Vamos, que siendo una película que lo tiene todo para funcionar se me ha hecho aburrida como una ostra. Escenas excesivamente largas, momentos de cámara cuasi fija en los personajes, acción normalita... una película de dos horas tres cuartos a la que le sobra clarísimamente un mínimo de tres cuartos, y que se solventa nada ni viéndola a velocidad x1.2 (creedme, lo he probado, al menos el suplicio pasa más rápido).

No digo que sea una mala película, digo que no es una película para mí, y como tal no puedo recomendarla.

Valoración Personal: 6 (le pondría un 3, pero objetivamente me es imposible ponerle menos de un 6).
Valoración Metacritic: 81.

Publicar un comentario