jueves, 22 de noviembre de 2007

Microrelatos - ¿No usas ahora el presente, Mario?

Segunda semana que me dá por participar en el concurso de relatos de la ser (sé que no ganaré nunca, pero me entretiene un rato pensar en un relato cortísimo). Ésta semana la frase  da un poco más de juego, y por ello he escrito dos relatos distintos (me gusta más el primero).

¿No usas ahora el presente, Mario? No. La respuesta era fácil. Hacía ya mucho que lo era. El tiempo se había encargado de ello; y las crueles leyes naturales lo habían remarcado. Ante mí veía a una mujer que en nada se parecía a aquella chica de sonrisa fácil de la que me había enamorado. Buscaba en sus ojos algún motivo para decir que sí. No encontré nada. Al fin contesté: Sí cariño, cómo no iba a quererte igual que el primer día?.


Lo más fácil era seguir igual.


Y ahora el segundo, que el primero me había quedado un poco triste.

¿No usas ahora el presente, Mario? Asomando por encima de mi hombro le noto con la vista fija en lo que estoy escribiendo. Es mi fan número uno, y si tiene algo de tiempo libre siempre lo dedica a verme trabajar. Vuelvo a fijar mis ojos en la hoja que hay encima de la mesa. Tiene razón. Hago un borrón en la página y me levanto. Y es que cuando tu nieta de doce años te corrige lo mejor es prepararle la merienda.

Ah, os dejo también el ganador de ésta semana, que está realmente bien:


-¿Cómo se llamaba? -No es necesario que me hables de usted. Me llamo Mario. -¿Y yo? ¿Cómo me llamaba? -Te llamas. Todavía te llamas Isabel. Y eres mi mujer. Siéntate y come. -¿Esto me gustaba? ¿Qué era? -Sí. Te gustaba. Te gusta. Es sopa. -¿Comía siempre ahí enfrente? -¿Quién? -Usted. -Siempre, Isabel. Siempre como aquí enfrente. Delante, a tu lado. Siempre. -¿Y me quería? -¿Quién? -Usted. -Te quería. Sí. Te quería, Isabel. -¿No usas ahora el presente, Mario?

Si es que no tengo posibilidades XD. En fin, qué se le va a hacer.


PD: Os animo a que en los comentarios dejéis algún relato vuestro (100 cochinas palabras), con la frase inicial de los dos míos; a ver qué os sale!
Publicar un comentario