viernes, 24 de julio de 2009

Stephen King - Christine

Volvemos a la carga con un nuevo libro del tito Steve. En éste caso se trata de Christine, la historia de un coche diabólico que se dedica a acabar con la vida de las personas que le tocan lo que no suena a su dueño. El caso es que el libro se me ha atragantado un poco (casi un mes en acabarlo), lo que unido a que ahora mismo estoy con las prácticas del carnet de conducir han hecho que le haya cogido cierta manía al libro. Pero bueno, vayamos a la reseña que es lo que interesa:

Historia: La oscura fuerza de esta novela de Stephen King es un "Plymouth" de 1958 llamado "Christine". Un superviviente de un tiempo en que la gasolina era barata y los cuentakilómetros se calibraban para señalar más de 200 km./h; una época en la que el rock and roll dominaba Estados Unidos. Arnie Cunningham está determinado a conseguir "Christine" a cualquier precio. Mientras trabaja en la casi desesperanzada tarea de restaurarlo, el coche da muestras de una terrible vida propia. ¿O es sólo imaginación? Dennis sigue creyéndolo así, pero la gente muere en las oscuras calles y avenidas de Libertyville. Y llega el momento en que Dennis ya no niega la aterradora verdad: "Christine" está "viva"...

Sí, la cosa basa de un chico de insituto que un buen día, iendo con su mejor amigo en coche, ve a la venta en el patio de una casa un destartalado coche antiguo del que se enamora a primera vista.

Tal es su obsesión que desde un primer momento se vuelva en él como si del primer amor se tratara. Y como no todo iba a ser bonito, el coche parece ocultar algo, algún tipo de maligno poder que arrastra mas y mas al chaval (Arnie) hacia sus redes.

A partir de aquí asistiremos a la transformación paulatina de Arnie mientras sus amigos y familiares no pueden hacer nada por evitarlo.

Paralelamente hay una serie de asesinatos que parecen relacionados con el coche que Arnie acaba de comprar (y con él mismo), que harán investigar a su amigo Dennis sobre el pasado del coche y de su antiguo propietario.

Personajes: Un número de personajes justito, ni muchos ni pocos XD. Vamos, que pese a que principales hay poquitos, hay una serie de secundarios que le dan algo mas de profundidad a la novela.

Arnie Cunningham: Al empezar el libro es un chaval tímido y nervioso que lleva toda su vida siendo el blanco de las bromas pesadas (y los insultos) de la gente de su colegio. Ahora, con el instituto ya avanzado sigue siendo un chico que se deja mangonear y que parece abrirse sólo con su buen amigo Dennis. Es él quien compra a Christine, y es él el que es poseído por el coche (cambiando radicalmente, tanto física como mentalmente).

Dennis: El mejor amigo de Arnie y el primero en detectar que al coche le pasa alguna cosa extraña. Intenta que su amigo se aleje del coche, pero una inoportuna lesión jugando al rugby le aparta de escena durante un tiempo (crucial). De su mano conoceremos toda la historia.

Leigh: Una chica que aparece un poco avanzado el libro, pero que tiene una importancia muy grande. Primero porque Arnie se enamora de ella, dejando de lado (en parte) a Christine. Y segundo porque por su causa se precipitarán los acontecimientos del final del libro.

Christine/Le Bay: Ambos son personajes mas bien siniestros. El primero por ser un coche que parece tener sentimientos, repararse solo y tener (también) un instinto homicida realmente desarrollado. El segundo por haber sido el propietario del coche, y a medida que avanza la historia se va convirtinendo en un ser mas y mas oscuro.

Secundarios +/- importantes: Aquí irían desde los padres de Arnie (ella dominadora y él dominante) hasta el dueño del taller donde arregla a Christine (para el que Arnie hace ciertos trabajos y que sospecha algo sobre el coche) pasando por Junkins (un detective de la policía que se huele que hay algo raro en Arnie). Todos y cada uno de ellos cumplen sobradamente su papel (a veces hasta mejor que los actores principales).

Opinión personal: Christine no es un mal libro. Eso que quede claro. Lo que pasa es que me ha pillado en un momento en el que igual lo que menos me apetecía era leer cosas sobre un coche asesino.

Además, intentando ser objetivo, tampoco se trata de lo mejor que ha escrito King, lo que ha ayudado a que le coja cierta ojeriza al libro (y me haya costado mucho decidirme a acabarlo).

Nos narra una historia de transformación, en la que un mal mayor se hace con alguien que era en esencia buena persona. Y a través de su transformación los que están a su alrededor sufren mucho.

Hay un trozo del libro que se nos presenta como una historia de detectives, con Dennis indagando en el pasado e intentado descubrir qué secretos guardan Christine y su anterior dueño.

Por si fuera poco, tiene un elemento sobrenatural realmente marcado; que (ésta vez sí) se integra a la perfección con la historia y no queda como un mero pegote (que a veces le pasa a éste escritor).

Una historia que va de menos a más, a la que le cuesta mucho arrancar y que no recomiendo a nadie que no sea un fan acérrimo de King.

Valoración personal: 6,5.
Valoración en Amazon: 8,83

PD:Premio Locus 1984, Novela de Fantasía (Puesto: 6).
Publicar un comentario