lunes, 28 de marzo de 2011

Invictus

Invictus llevaba un tiempo en mi lista de espera de películas por ver; no en vano el tema me interesaba bastante, y normalmente las películas de deportes siempre tienen un puntillo de emoción añadida (sobretodo las basadas en historias reales).

La historia nos lleva a la Suráfrica de justo después de que Nelson Mandela accediera a la presidencia. Con el país aun dividido psicológicamente entre negros y blancos y con una gran cantidad de odio entre ambos bandos.

En ésta situación política, el país organiza un mundial de rugby, con un equipo que parece bastante malo pero en el que Mandela se fija.

No hay nada que una tanto a la gente como que la selección propia gane partidos. Y así lo piensa el presidente, porque se fija como meta que el equipo de rugby llegue lo mas lejos posible en la competición (tanto para unir como para que se vez la imagen de país en el exterior).

Una película que nos muestra cómo la fe de un hombre puede cambiar el rumbo que toma un país, y cómo el deporte sirve para mover a las masas.

Una historia real que basa gran parte de su atractivo en ver cómo fueron esos primeros tiempos en el poder para Nelson Mandela; tiempos que veremos sobretodo al principio de la película (donde es casi una obra maestra).

Lástima que el deporte gane en protagonismo a medida que transcurre el film, porque iba para peliculón de los buenos.

De todos modos es una película recomendable a poco que te interese la historia o las pelis de deportes.

Valoración Personal: 8 (9,5 en la primera mitad).
Nota en Filmaffinity: 7,0.
Publicar un comentario