viernes, 10 de febrero de 2012

El Ala Negra - Dragonlance (Villanos II)

Como no he llegado tiempo para hacer la reseña de Relatos de lo Oscuro (que colgaré la semana que viene) vuelvo a tirar de fondo de armario y os pongo la reseña de Ala Negra (Villanos de la Dragonlance Vol. II).

Historia: Veintiséis años antes de enfrentarse a los Compañeros, Khisanth, la hembra del Dragón Negro, se despierta en Xak Tsaroth de un sueño que ha durado siglos. El mundo que había conocido cuando era joven había desaparecido, alterado de manera irremediable por el Cataclismo. Khisanth, ahora ya adulta, tiene mucho que aprender acerca de lo que significa ser un dragón en un mundo en el que su especie es temida por todos. La lección es dura, pero Khisanth la asimila, y cuando una conspiración entre los oficiales del Ala Negra amenaza al ejército de la Reina Oscura, Khisanth se da cuenta de su leal devoción al Mal y se ve recompensada con un destino que le asigna la propia Takhisis.

El Ala Negra es la primera novela de Dragonlance que explora con detalle la vida de un dragón, desde la perspectiva de una de las criaturas más poderosas y mágicas del mundo de Krynn.


Interesante historia de uno de los villanos de la Dragonlance de menor recorrido. Khisanth es una dragona negra que despierta en un mundo muy distinto del que conoció cuando era joven.

Así, seguiremos los sentimientos y tejemanejes de un Dragón maligno, una oportunidad que se da muy raramente, y ninguna vez de forma tan personal como sucede en éste libro.

La trama en sí nos cuenta de forma bastante decente e incluso original la asensión de ésta dragona negra, en el tiempo que transcurre desde que despierta hasta antes de su enfrentamiento contra los Héroes de la Dragonlance.

Personajes: Como en todos los libros de la saga Villanos, el protegonista principal y absoluto del mismo es el villano de cuyo nombre coje el nombre.

En éste caso el Ala Negra se centra en la dragona negra Khisanth, epítome de la maldad y lo retorcido, con un aliento capaz de fundir la piedra y un intelecto que mira mas allá del momento actual.

Es un ser que intenta hacerse un hueco en el mundo, siempre sirviendo a la diosa del mal, a la que tiene una devoción absoluta.

Sorprende lo bien retratada que queda la dragona y sus motivaciones, sobretodo tratándose de una novela a priori “menor” dentro de la franquicia Dragonlance.

Opinión personal: Sinceramente no esperaba gran cosa de ésta novela, y es que los precedentes dentro de la franquicia Dragonlance podían dar lugar a cualqueir cosa, desde truños infumables hasta buenos libros.

Además, de entrada el personaje no me llamaba demasiado, sí, se trata de un dragón, pero no era uno de los villanos de los que quisiera saber mas cosas, creía que quedaba todo dicho ya en la triología original de la Dragonlance, así que cogí el libro mas por coleccionismo que por otra cosa (como con gran parte de mi colección por esa época).

Y el libro no me defraudó, al contrario. Me pareció un mas que interesante relato sobre una dragona negra que no tiene muy claro como es el mundo en el que despierta, y que hace lo que puede por complacer a su diosa (o madre, según se mire).

La trama en sí es lo de menos. La fuerza del personaje es lo que sostenta la novela, y lo hace de una forma mas que digna; con lo que si os llama un libro protagonizado por un dragón, es mas que posible que lo disfrutéis.

Valoración personal: 7,7.
Nota en Amazon: 8,8
Nota en el Orbe de los Dragones
: 8,04.
Publicar un comentario