jueves, 1 de marzo de 2012

Supernatural T4

Y otra temporada de Supernatural. Parece mentira porque no he podido parar hasta llegar aquí XD. Sí, han sido cuatro temporadas enteritas casi del tirón, lo que dice bastante en favor de la serie (o en contra mío, como prefiráis).

El caso es que ésta cuarta temporada ha sido la mejor de todas. Se dejan a un lado ya definitivamente los toques de terror, y pasamos a centrarnos casi exclusivamente en la guerra entre ángeles y demonios.
Sí, habéis leído bien. En ésta temporada aparecen los ángeles, lo que ayuda mucha y da mucho juego para la trama. Además, en el primer capítulo vuelve ya Dean, con lo que no ha dado ni tiempo a echarlo de menos.

Por si fuera poco, lo que llevaban dos temporadas enteras mareando (poderes de Sam) empieza a despegar al fin, con lo que ya no son promesas vacías, es una realidad. Los poderes de Sam molan, y da la sensación de que sólo ha empezado a rascar la superfície.

Vamos, que nos encontramos con una temporada mucho mas redonda que las anteriores, sobretodo a la ya mencionada trama principal que aparece en casi todos los capítulos.

Sigue habiendo algún capítulo autoconclusivo aparte de la trama, pero son los menos y, por lo general, mas arriesgados que lo que habíamos visto hasta ahora (en blanco y negro, por ejemplo).

Y encima conserva el humor de siempre (casi todo el tiempo, que también saben ponerse dramáticos cuando toca).

Si no os ha quedado claro, Supernatural logra con ésta cuarta temporada dar el salto que la lleva de una serie entretenida a una buena serie. Un salto cualitativo importante y que le sienta de lujo.

Ahora a descansar un poquito, pero no creo que tarde demasiado en empezar la siguiente: quiero saber cómo sigue!

Altamente recomendable.

PD: soy yo o Sam se ha metido asteroides? Cada vez es mas grande XD.
PD2: Y Dean ha pasado a ser mi personaje favorito de la serie, de lejos.
Publicar un comentario