viernes, 22 de junio de 2012

Elantris


Los que me conozcáis más o menos sabréis que empiezo a ser un firme admirador de la figura de Bradon Sanderson, el autor que escogieron para acabar mi saga favorita: la Rueda del Tiempo.

Y los que leyerais mis reseñas de su primera trilogía (Nacidos de la Bruma) entenderéis que tenga en casa ya todo lo que éste hombre ha publicado en castellano (éste libro, el Aliento de los Dioses y el primero de su primera saga larga).

Elantris fue la primera novela que le publicaron; vale la pena hacerse con ella?

Historia: La ciudad de Elantris, poderosa y bella capital de Arelon, había sido llamada la 'ciudad de los dioses'. Antaño famosa sede de inmortales, un lugar repleto de poder y magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora sólo acoge a los nuevos 'muertos en vida'postrados en una insufrible 'no-vida' tras una misteriosa y terrible 'transformación'. En un único volumen, una maravillosa historia de la moderna fantasía en que la política, el amor y, también, la religión desempeñan un papel extraordinario.

Toda la trama del libro gira en torno a la antaño grandiosa ciudad de Elantris y por qué toda la magia y gente que vivían en ella cayeron de golpe hace diez años.

Bueno, no sólo eso, también la influencia que tuvo en el equilibrio de poderes del mundo que nos plantea su autor.

Una historia que se nos muestra como la mezcla de las vivencias de tres personajes muy distintos; unos personajes que intentan hacer lo posible por conseguir sus metas y que tendrán varios puntos de encuentro.

La ya nombrada ciudad de Elantris fue el centro del mundo en su momento y durante incontables generaciones. A cualquiera podía tocarle convertirse en Elantrino: te levantabas por la mañana y eras un ser plateado con poderes y de vida infinita.

Desgraciadamente, algo pasó hace 10 años, y los Elantrinos se convirtieron en seres llenos de costras, oscuros, a los que no les late el corazón y que son incapaces de hacer funcionar su magia. Unas criaturas que son encerradas en la otrora gran ciudad de Elantris y a los que sus familiares dan por muertos.

Tenemos la lucha política por derrocar a un rey, la llegada de un sacerdote guerrero de una religión exterior que quiere anexionar el reino a su basto imperio; una anexión con límite de tiempo bajo amenaza de ocupación militar.

Y tenemos a una princesa que llega al reino para casarse con su príncipe y se encuentra que acaba de morir y a casi toda la nobleza local supeditada a un rey que parece un incompetente.

Una trama con bastantes ramificaciones, todas ellas sencillas de seguir y que te arrastran sin darte cuenta por las más de 600 páginas que tiene la novela.

Personajes: Para que un reino sea creíble y sus intrigas políticas nos interesen, tiene que tener a una serie de personajes lo suficientemente interesantes como para no caer en la monotonía. Pues bien, Elantris los tiene; y no sólo los tres principales, sino que los secundarios tienen su peso específico y sus momentos.

Aun así, sólo os comentaré en profundidad a los tres protagonistas de los capítulos, por aquello de no alargar demasiado.

Sarene: La chica de la novela. Una mujer que ha ido al reino vecino para casarse con el príncipe heredero y forjar una alianza entre esos dos países para poder oponerse a la invasión extranjera. Desgraciadamente se encuentra un príncipe muerto y un contrato que da el matrimonio por válido, con lo que se queda en el reino.

Es una mujer inteligente y con mucha energía que disfruta con los juegos de poder y decide participar en los de su nuevo país para hacerlo todo lo fuerte posible.

El único pero que le pongo al personaje, es que, en ocasiones, sus capítulos se me hacían un poco lentos, pese a contar con algunos de los secundarios más interesantes del libro.

Raoden: El príncipe que se despierta y se da cuenta que se ha convertido en un Elantrino; pero no de los que molaban, sino en uno de los que hay ahora.

Es expulsado a una ciudad que se cae a trozos, donde la gente se mata por un trozo de comida y donde sufrirá el dolor de cualquier herida que sufra para siempre hasta volverse loco por la acumulación.

Su forma de ser se impone a la ciudad, queriendo hacer que los Elantrinos dejen de vivir como bestias y se vuelvan autosuficientes, además de querer descubrir qué pasó y si hay alguna forma de revertirlo. Probablemente sea el personaje cuyos capítulos más he disfrutado.

Hrathen: Un alto sacerdote de una religión dominante, bajo cuya fuerza han ido cayendo un país tras otro. Ahora, tras tener éxito en su última misión de conversión, se le envía a la sombra de Elantris para hacer caer a uno de los últimos países que se les oponen.

Hrathen es un sacerdote frío y calculador que se ve a sí mismo como la salvación para el pueblo, ya que sabe que la alternativa a la conversión será la muerte a cuchillo.

Hace lo posible por convertir a la nobleza con el tiempo que se le ha dado, jugando a la política como pocos.

Estamos ante otro gran personaje, consecuente consigo mismo hasta el final.

Otros: Como he dicho ya en la introducción, hay muchísimos personajes interesantes en la novela, ya sea por venir de culturas distintas a la que vemos en el libro, o simplemente por sus comentarios ingeniosos o forma de ser. Son secundarios que van un poco más allá de ser las comparsas habituales, convirtiéndose en personajes con los que te diviertes o sufres.

Opinión Personal: Elantris es una muy buena novela de fantasía, que cuenta además, con la ventaja de no tener segundas partes ni formar parte de ninguna trilogía/saga (aunque dada la amplitud del mundo que se nos describe, bien podría continuarla).

Tiene un arranque un poco lento (salvo el primer capítulo), cogiendo ritmo capítulo tras capítulo en un crescendo imparable que desemboca en un final perfecto y del que no cambiaría ni una sola coma.

Igual ese arranque lento pueda tirar para atrás a más de uno; pero creo que es un buen ritmo para introducirnos en su mundo sin sobresaturarnos de información, cosa bastante habitual en el género. Se nos va dando la información a medida que la necesitamos, ni antes, ni después.

El que se cambie constantemente de punto de vista (de forma rotatoria y siempre en el mismo orden) hace que leas más rápido, por volver al personaje que te gusta más. Pero tiene el hándicap de que no te caiga demasiado bien alguno de los protagonistas, o que te parezcan algo más flojas sus partes que las de los demás (en mi caso el personaje femenino se me hizo un poco pesado al inicio).

Hay quien le achacará falta de acción (tarda en aparecer, pero cuando lo hace lo hace bien), o un exceso de maniobras o posicionamientos. Pero eso es lo que la novela nos ofrece: un misterio y una lucha política en toda regla.

Creo que hay muy pocas novelas auto conclusivas del género que puedan estar a la altura de ésta (o por encima), siendo puro entretenimiento desde el inicio al final.

Un libro que satisfará sin lugar a dudas a los fans de la fantasía y que no es un mal inicio para los que no estén habituados (aunque como inicio haya cosas mejores tipo El Nombre del Viento).

Elantris me ha confirmado algo que ya sabía: Sanderson se convierte en uno (sino él) de mis autores de cabecera. Espero con ganas el momento de empezar otra de sus novelas.

Valoración Personal: 9,1.
Publicar un comentario