viernes, 14 de septiembre de 2012

Derecho de Sangre - Harry Dresden VI


Con las vacaciones acabadas, os traigo uno de los libros que me ha dado tiempo a leer. Se trata del sexto de la saga de Harry Dresden, una que empieza ya a ser habitual por aquí.

Vayamos pues con Derecho de Sangre.

Historia: Harry Dresden, el único mago profesional de Chicago, ha tenido misiones mucho más duras que ir de incógnito al rodaje de una película porno. Sin embargo, en este nuevo caso hay algo particularmente inquietante. El productor de la película cree que es el objetivo de una siniestra maldición.

 Harry, además, está disgustado porque solo se ha involucrado en este extraño misterio para hacerle un favor a Thomas, un vampiro egocéntrico y de dudosa moral. Cuando su investigación lo conduce directamente a la lúbrica familia del vampiro, Harry descubre que el árbol genealógico de su supuesto amigo esconde un sorprendente secreto: una revelación que cambiará la vida del mago para siempre.

Dejando un poco de lado sus problemas habituales (sobretodo con el Consejo Blanco y su exnovia casi vampira, o con los Denarios Negros…) tenemos una nueva aventura del mago de Chicago.

En ésta ocasión le contratarán para que vele por la vida de las mujeres que rodean a un famoso productor de porno, que parece estar afectado por una maldición.

La verdad es que como caso no sería gran cosa (hasta interesante el poder estar en un rodaje de ese tipo) si no fuera porque se lo pide el vampiro de la Corte Blanca Thomas, un viejo conocido con el que ha compartido momentos al menos “tensos”.

Además, la guerra no le deja de lado, y por primera vez decide tomar las riendas y atacar primero a un nido de Vampiros de la Corte Negra.

Una trama sencilla y tan directa como siempre, con el caso principal, el tema de la Corte Negra como secundario y una revelación sobre el pasado de Harry como elemento central y detonante del buen final de la novela.

Vamos, que poco a poco la historia de Harry Dresden sigue avanzando.

Personajes: Salvo alguna honrosa adición, estamos ante los de siempre. Vayamos pues, con ellos:

Harry Dresden: Sigue más o menos como siempre, en forma y con su cinismo habitual. Eso sí, la revelación que sufre en éste libro es posible que cambia algo dentro de él, por lo menos lo hará (seguro) en su día a día.

Thomas: El único vampiro de la Corte Blanca que conocíamos hasta el momento y el que le da el caso a Harry. Se nota que tiene motivos ocultos; pero parece actuar siempre en favor del mago.

Murphy y Kincaid: La sargento de policía y el mercenario de los sobrenatural actuarán juntos para hacer frente a la vampiro Mavra en su guarida, dos personajes muy distintos pero con algunas ideas un tanto parecidas que darán vida a uno de los mejores tramos de acción de la novela.

Mundo del porno: (Pensaba que nunca iba a escribir esto XD). Aquí irían todos los integrantes del equipo que graba la película a la que debe proteger Harry, desde los actores hasta la encargada de material. Son una serie de personajes que ayudan a que el nivel de erotismo del libro sea más alto de lo habitual.

Familia Raith: Una familia que supongo dará para bastante en el futuro, y es que se trata de la dirigente de la Corte Blanca y a la que pertenece Thomas junto con todas sus hermanas y su padre. Ganan protagonismo hacia el final de la novela.

Mavra: La vampira de la Corte Negra que quiere matar a Harry aparece poco, pero se la menta bastante. Estará al fin muerta? Apostaré por el no.

Otros: Hay pocos personajes con trascendencia más en ésta novela, el omnipresente Bob o el maestro de Harry serían casi los únicos destacables entre los demás.

Opinión personal: Voy ya por la sexta novela de la saga, así que algo debe tener para que no la haya espaciado entre otras lecturas demasiado hasta dejarla olvidada en un rincón.

Y ese algo es la sencillez. Estamos ante un libro que sabe lo que te quiere contar, tiene claro el cómo y no está para hostias. Ni recreaciones innecesarias, ni hacerlo bonito.

El protagonista va del punto A al B, recibiendo por el camino y avanzando en su investigación cual sabueso tras un rastro. Y lo hace en un mundo sobrenatural que no acabamos de conocer del todo y arrastrando un pasado interesante.

Además, los secundarios que le acompañan en la aventura están a la altura, y ayudan a mantener la tensión y el tono de humor negro necesarios como para no cargar en ningún momento con tanta acción de la que huye en el último momento.

Ésta sexta novela sólo destaca un poco de las demás por lo que conocemos del pasado de Harry, un pasado que se nos va desvelando con cuentagotas (igual que la composición del mundo mágico) y que es uno de los puntos fuertes de Harry Dresden como saga.

Me gusta, y seguiré leyéndola con interés. Eso sí, dosificando, porque tanta acción no puede ser buena XD.

Valoración Personal: 8,0.

Publicar un comentario