jueves, 17 de enero de 2013

PC - Shogun 2 Total War: Rise of The Samurai


Habiéndome gustado tanto el Shogun 2, tenía muy claro que una expansión que abarcara otro período histórico (y distintas unidades) tenía que caer sí o sí.

Sobretodo si el período histórico era anterior, con el nacimiento de las castas Samurái como principal punto de interés.
Historia: Si el juego original nos llevaba al Japón del siglo XVI, éste retrocede unos cuantos siglos, cuando los clanes eran los que sustentaban al país, y hubo una gran guerra entre ellos por hacerse con el poder.

Dichos clanes tenían ejércitos basados más en el campesinado y algunos soldados preparados que otra cosa, desarrollándose la casta de los Samurái durante dicho período.

Es interesante ver cómo a medida que avanzamos en nuestras investigaciones y en el tiempo, lo que vemos en pantalla va cambiando, mejorando a nuestras tropas de simples campesinos a auténticos Samurái con arco, katana y armaduras varias.

Así, dirigiendo a uno de los múltiples clanes que están disponibles, deberemos hacernos con el poder a lo largo de los años, haciendo nosotros mismos la historia (bodas, conquistas y desarrollos incluídos).
Apartado técnico: El mismo que el juego original, es decir, que si tenéis un pc mínimamente potente podréis ver con todo detalle como se curran en batalla unos pocos miles de soldados, con efectos climáticos, flechas volando, fuego… y cada uno con sus propias animaciones.

Si tenéis algo más normalito, podréis jugar sin problemas pero puede que al hacer batallas masivas os encontréis con alguna que otra ralentización (y lógicamente el detalle será menor).

Es interesante ver cómo se han rediseñado los menús de campaña así como las unidades y fortificaciones para adaptarlos al período histórico que se está recreando. Todo un acierto, de verdad.

El mapa es más o menos el mismo que en el juego original, así que ya sabéis lo que os espera: algo muy bonito y con elementos que afectan a la jugabilidad.

Vamos, que lo que era bueno con el título original, sigue siéndole con la expansión, con el detalle del remodelado para todo las unidades y menús nuevos, lo que da un aire distinto y más acorde a un período anterior.
Jugabilidad: Con la expansión podremos jugar con todas esas unidades nuevas en cualquier modo de juego, desde la campaña (larga, mínimo 20/30 horas) hasta las partidas online o las batallas históricas.

Además, el cambio en los agentes o la mayor profundidad de los elementos diplomáticos ayudan a dar más y más variedad de situaciones en las batallas.

De verdad que hay una cantidad de unidades casi obscena (y más online donde se juntan el juego y la expansión), con muchas formas distintas de jugar, desde ampliar nuestra presencia en una zona y pagar a sus dirigentes para anexionarla, establecer matrimonios y alianzas, batallas navales, conquistas terrestres, asedios, rendiciones por hambre, sobornos varios a los ejércitos.

Un autentico desafío en el nivel de dificultad más alto, donde nos lloverán hostias por todos lados y donde tendremos que planificar cada movimiento con sumo cuidado.

Me ha parecido más refinado que el juego original, con un poco más de control sobre elementos accesorios de la jugabilidad del juego.
Opinión personal: Si os gustó el juego original, ésta expansión es de obligada compra.

Primero por la campaña y la cantidad de horas que nos proporciona; y segundo porque amplía un juego que ya de por sí enorme.

El tema de ambientar mejor esa campaña (con sus menús, unidades, fortalezas, animaciones…) a la época histórica me parece un acierto tan grande que da la sensación de estar jugando a un juego distinto pero con la misma mecánica.

Y la profundidad táctica es lo suficientemente importante como para que valga la pena probar don distintas configuraciones de ejércitos, o disfrutar con algunos temáticos (desde monjes hasta Samuráis), todos pudiendo ganar experiencia o estar mejor equipados.

Vamos, que a poco que os guste la estrategia o la cultura japonesa, estáis ante una expansión de compra obligada para un juego obligatorio.

Se os pasarán las horas frente al ordenador que ni os daréis cuenta, de verdad.

Valoración Personal: 9,2.
Valoración en Meristation: no reseñado.
Publicar un comentario