viernes, 12 de abril de 2013

Latidos Mortales - Harry Dresden VII


El libro que os traigo hoy es la séptima entrega de las andanzas del mago más famoso de Chicago: Harry Dresden.

Historia: Harry Dresden se ocupa de las investigaciones paranormales en la ciudad de Chicago. Trata de mantener la ley y el orden en un mundo de magos, paralelo a la realidad cotidiana. A pesar de que la mayoría de los habitantes de la ciudad no creen en la magia, el departamento de Investigaciones Especiales está acostumbrado a lidiar con lo paranormal.

Cuando un vampiro asesino amenaza con destruir la reputación de Murphy, policía de I. E. y gran amiga del mago, este no tiene más remedio que ayudarla. La criatura quiere hacerse con la Palabra de Kemmler y con todo el poder que conlleva. Harry deberá luchar contra seis despiadados nigromantes para encontrar la Palabra antes de que se despierten los muertos durante la noche de Halloween…

Jim Butcher es un auténtico fenómeno en Estados Unidos, donde sus obras rápidamente alcanzan los primeros puestos en las listas de los más vendidos. En la actualidad reparte su tiempo entre las obras de Harry Dresden, que le han dado fama mundial, y la saga fantástica ‘Codex Alera’

Siendo la séptima entrega de la saga, uno espera que las cosas avancen un poco aunque sea en el terreno personal del protagonista, no ya en la metatrama de fondo. Y vaya si lo hacen!

De entrada tenemos a Harry en su típico caso, con la diferencia que ésta vez no van a pagarle, y que sus enemigos son los seis discípulos del mayor nigromante que ha visto nunca el mundo.

Un planteamiento que promete montones de acción y de diálogos vacilones, cosa que cumple, pero que pega un salto de calidad hacia los dos tercios de la novela, pasando a ser lo Harry Dresden podría ser y de momento no era: un gustazo.

Sinceramente, la trama no es para tanto, una más entre las que hemos leído hasta ahora. Lo gordo viene cuando al fin se hacen conexiones y los movimientos del resto del mundo se hacen visibles. Vamos, cuando la trama general de la saga se mueve.

Los que hayáis leído algún libro de la saga podéis haceros una idea de lo que veréis en la trama, pero avisados estáis que hay un lvl up con la novela avanzada.

Personajes: De nuevo estamos con los de siempre más alguna adición. Y lo grande es que ya los vas conociendo, aunque salgan sólo un par de veces para que no te olvides de ellos (como los hombres lobo, Murphy o Marcone).

Harry Dresden: El mago sigue con su vida más o menos ajeno a la guerra entre el Consejo Blanco y la Corte Roja de los vampiros; pero desgraciadamente para él, los problemas le buscan en persona, así que se verá metido en un jaleo de niveles desproporcionados.

Por suerte, él sigue como siempre, mordaz y valiente. Con una parte oscura que mantiene bajo control, pero que sigue allí. Sobre todo ahora que sufre las secuelas (físicas y emocionales) de lo sucedido en libros anteriores. Un gran personaje.

Nigromantes: Son unos cuantos los que están buscando un misterioso libro, en concreto seis (más una vampira), y son antagonistas con suficiente carisma como para ser los malos del libro en solitario, así que imaginaros lo que es verlos a todos luchando con Harry y entre ellos.

Butters: A éste médico forense podría ponerlo en otros, pero como es la más reciente adquisición del grupo próximo de Harry le comento aparte. De entrada es un humano sin poderes, cobarde y aficionado a la polca (de la que hay un par de escenas que son para mear y no echar gota). No es el aliado más fiel que uno pueda tener, pero demuestra saber corresponder los favores.

Otros: Sí, no vale la pena comentar a nadie más en particular. Con decir que salen un buen montón de viejos conocidos, todos en su papel (Thomas, el brazo armado del Consejo, Mavra, Murphy, un viejo enemigo, el perro Ratón, los hombres lobo, el vidente… y algún otro que no comentaré para no hacer spoilers). Suficientes y en su momento, así que perfecto.

Opinión personal: Si con cada libro que ha ido pasando la cosa ha mejorado ligeramente, con ésta la saga al fin pega el salto de calidad que tanto merecía. Y digo que lo merecía porque los elementos estaban allí, sobretodo el que hace grande a cualquier saga: un mundo bien definido y un personaje con carisma.

Es cierto que todo empieza más o menos como siempre, con un enemigo poderoso al que batir y Harry dando tumbos de un lado para otro, recibiendo por todos lados, pero salvándose en el último momento. Son elementos comunes a todos los libros, y éste no es una excepción.

Pero tanto el nivel de poder (que no se veía desde el de las hadas) como el último tercio (con el trozo en el que le cuentan cómo va la guerra incluido) hacen tener al libro ese plus adicional que hace que una saga pueda dejarte con la boca abierta en ciertos momentos (de verdad, que la carga al final es para verla).

Si unimos eso a una introspección más acusada (con charla con su subconsciente incluida) y a un personaje que va viendo las consecuencias de sus actos (tanto en su grupo de amigos como en su persona y en el mundo), tenemos una profundidad y una riqueza que se echaban de menos.

Vale la pena leerse todos los libros para llegar hasta aquí? Si no hubiera más, y la cosa no sigue la línea de éste, os diría que va a gustos. Pero habiendo más, y sabiendo por un amigo que sólo hace que mejorar, creo que vale la pena el viaje.

Una novela con las mismas dosis de acción, el mismo humor, la misma ambientación… vamos, los mismos elementos que definen a la saga, pero al fin con ese plus que le da el salto al sobresaliente.

Valoración Personal: 9,0.

Publicar un comentario