viernes, 9 de agosto de 2013

A Vuestros Cuerpos Dispersos - Mundo Río


Uno de los podcast que sigo con más ganas es el de la Biblioteca de Trantor, donde hablan de todo un poco relacionado con el mundo de la fantasía y la ciencia ficción, generalmente con gustos bastante parecidos a los míos.

Es allí donde oí por hablar por primera vez de Juego de Tronos, y es allí donde recomiendan distintas novelas. Entre ellas la que hoy nos ocupa.

Historia: Todos los que han vivido alguna vez en la Tierra resucitan en cuerpos sanos, jóvenes y fuertes, en un mundo desconocido surcado por un río. Alguien les provee de comida de forma milagrosa, pero no obtienen respuestas sobre el significado de esta extraña vida después de la muerte. Millones de personas de todas las épocas de la Historia y de todos los lugares de la Tierra deben empezar de nuevo. Será Richard Francis Burton quien se embarque en una increíble aventura en la que, al igual que durante su vida en la Tierra trató de hallar las fuentes del Nilo, buscará los límites del nuevo mundo y de sus misteriosos benefactores navegando río arriba.

Philip José Farmer es uno de los autores de ciencia ficción más prolíficos y aclamados de todos los tiempos. A vuestros cuerpos dispersos es un clásico del género, una novela indispensable para entender su evolución que nos transporta a uno de los universos más fascinantes jamás imaginados: el Mundo del Río.

La premisa de la novela es original, pero mucho.

Imaginad que estáis en vuestro lecho de muerte, y de golpe despertáis desnudos, jóvenes y rodeados de miles de personas en un valle con un gran río en el centro.

Así es como despierta Burton, un explorador inglés del siglo XIX que parece tener algo especial en su genética que le diferencia de los demás. Dicho hombre despertó antes que el resto, y vio el sitio donde toda la humanidad de toda la historia estaba almacenada.

Quiénes están de esto? Dónde están? Porqué separarles en zonas?

Un montón de preguntas a las que el aventurero protagonista intentará dar respuesta mediante un viaje río arriba. Durante dicho viaje se encontrará con muchas fases de la historia de la humanidad, distintas culturas, personalidades y misterios.

Es un libro de aventuras al uso, con un muy buen punto de partida y un sinfín de posibilidades al tener al alcance cualquier personaje de nuestra historia.

Personajes: Lo que podría ser el mayor punto a favor de la novela no lo es tanto, ya que no aprovecha todo lo que podría las personalidades famosas, de las que aparecen más bien pocas.

Además, parece que para el protagonista los compañeros no son más que algo temporal, y no profundiza demasiado en ellos.

Burton: Explorador reconocido, poeta, gobernador militar, aventurero, historiador, políglota… un sinfín de cualidades para un hombre de acción.

Eso sí, también es bastante egoísta, centrándose su mundo sólo en sí mismo, siendo aquellos que le rodean algo accesorio. Sí, puede hacer amigos, pero el auténtico vínculo emocional con los demás parece que se le escapa.

Nuestro protagonista es además bastante terco, con lo que una vez que se proponga un objetivo no parará hasta conseguirlo.

Grupo inicial: Probablemente el más interesante del libro, más que nada porque en él hay desde un neandertal hasta un alien, pasando por un historiador de la figura de Burton, una dama victoriana o una prostituta. Con ellos es con quienes despierta, y con ellos es con quienes pasa la mayor parte de su aventura.

Otros: Como he dicho ya, un mundo que contiene a toda aquél ser pensante que ha tenido el planeta Tierra daría para tener un montón de encuentros curiosos o anécdotas, desgraciadamente son pocos los que aparecen (como un nazi reconocible o un jefe romano), y salvo el nazi poco o ningún peso tienen en la trama.

Una pena, porque daba mucho juego.

Opinión personal: A vuestros cuerpos dispersos adolece de muchos de los errores que tienen las novelas de su época, pero el principal es no aprovechar un planteamiento excelente y perderse en aventuras y momentos que no aportan prácticamente nada a la trama.

El inicio es muy bueno: mundo nuevo, artefactos que les dan de comer, ver cómo se estructura el mundo y sus sociedades, cómo chocan algunas culturas. Pero sobre todo los misterios que hay detrás de todo ello.

Y el desenlace tampoco está mal, da respuestas y deja el camino abierto para seguir con la saga.

Pero el nudo es un seguido de aventuras, visitas a parajes o saltos hacia delante que no están del todo bien hilados, parecen pegotes para rellenar mientras vamos del inicio a la conclusión. Sí, entretienen, pero no dejan de ser momentos puestos casi al tuntún.

El libro no es que sea demasiado largo, así que tal cantidad de relleno canta incluso más cuando es una novela de 320 páginas y te sobran más de la mitad…

Resumiendo. A vuestros cuerpos dispersos es una novela de ciencia ficción que no ha envejecido bien. Plasma una serie de ideas realmente muy buenas de una forma que no engancha, entretiene, sí, pero uno espera mucho más cuando lee la contraportada, por ejemplo.

Digamos que es víctima de las expectativas que él mismo crea, y se queda en una novela normalita que no vale la pena recomendar a no ser que os llame tantísimo la atención el planteamiento que tengáis la necesidad compulsiva de leerlo.

Valoración personal: 6.
Nota en Amazon: 8,2.

Link a amazon

Publicar un comentario