lunes, 3 de marzo de 2014

Once Upon a Time T2


Érase una vez, una serie que mezclaba los cuentos de toda la vida con una ciudad donde dichos personajes tenían vidas normales, en nuestro mundo.

Érase una vez, que dicha serie tuvo el éxito suficiente como para tener una segunda temporada.

Y érase una vez que vi esa segunda temporada.

La primera la verdad es que no acababa de estar mal, mezclando acertadamente los momentos del mundo fantástico a modo de flashbacks con dichos personajes en nuestro mundo. Era algo fresco, original y hasta divertido.

En cambio la segunda temporada no ha habido por dónde cogerla. Y no porque sea una mala trama (que tiene sus momentos) sino porque ponerse a ver los capítulos de la misma supone un esfuerzo considerable y consciente que me ha costado mucho.

Los nuevos personajes son un pestiño (igual un garfio con rímel es el único que se salva), las interpretaciones no hay quién se las crea, los efectos especiales tienen momentos de auténtica vergüenza ajena y las inverosímiles tramas que aparecen por arte de magia… bueno, mejor no sigo.

Hacía tiempo que no veía una serie que me costara tanto tragarme, de verdad. Igual desde Falling Skies en su primera temporada, o con algún capítulo de Revolution. Pero como conjunto creo que no he visto nada que me aburriera tanto.

Al menos se salva el actor que hace del ser Oscuro, genial en todas sus apariciones. Él y dos o tres capítulos del centro de la serie que están hasta bien. El resto para tirarlo a la basura.

Si teníais curiosidad por ver la serie, creo que no vale la pena que la empecéis, y si tenéis la segunda temporada pendiente, pasad de largo.

PD CON MINISPOILER: El final no es sino una vuelta de tuerca más sobre  lo mismo que tampoco despierta un interés excesivo para la siguiente temporada (sólo por la limpieza que parece se hará al dejar los protas la ciudad). Con personajes dejándolo todo de lado para ayudarse entre sí cuando se odian desde que cruzaron la mirada… pff, pa matarlos.

Publicar un comentario