sábado, 17 de mayo de 2014

Ocho Apellidos Vascos

Para variar, éste sábado os traigo una película española, de esas que no pasan demasiado por mi televisor, pero que de vez en cuando apetecen.

Pero no se trata de una cualquiera, no. Toca hablar de ocho apellidos vascos, el fenómeno que ha reventado literalmente la taquilla en los cines y ha revitalizado un género con poco tirón comercial.

La cinta nos cuenta la historia de un señorito sevillano, que tras pasar una noche (con poca pasión) con una chica vasca que estaba en Sevilla para su despedida de soltera, decide ir a verla con la excusa de devolverle el móvil.

El punto de partida, como podréis comprobar, no tiene absolutamente nada original, y luego seguimos en la misma línea.

Y es que no nos engañemos, ocho apellidos vascos no deja de ser la típica comedia romántica que hemos visto cientos de veces, esa historia americana de chico conoce a chica y pasan unos cuantos enredos para acabar juntos.

La gracia, y supongo que el motivo por el que está yendo tan estupendamente no es otro que la localización: que el chico sea sevillano, la chica vasca, y se traten cosas como la kale borroka en tono de cachondeo, tirando de tópicos y chistes de andaluces/vascos hacen que el envoltorio sea diferente.

Si a eso le sumamos un protagonista (Dani Rovira) que tiene mucha gracia, y unos personajes (apenas cuatro) que están bien en sus papeles y que transmiten verdad, ya tienes montados los mimbres para que la película vaya bien y sea divertida.

Así pues tenemos: planteamiento típico a más no poder, buenos actores, buen guion, buenas bromas y buena localización. Suficiente para que lo haya petado de ésta manera? No.

Y es que por más que lo pienso no entiendo el taquillazo de ésta película, vale, está bien, incluso es de las divertidas, pero récord histórico de taquilla? No tengo ni idea de por qué ha pasado, es de esas cosas que suceden más por el alineamiento de las estrellas y una suerte que todavía no se la creen.

Vale la pena? Sí, pero sin expectativas y pensando pasar un buen rato.

Valoración Personal: 8.

Publicar un comentario