sábado, 10 de mayo de 2014

Old Boy

Hoy os traigo una película algo atípica, de esas que de entrada no hubiera visto nunca, pero entre que intento no hacerle ascos a nada y que venía recomendada por la gente de la Órbita de Endor, no pude resistirme y acabó pasando por mi pantalla.

Estamos ante una película coreana que nos presenta la siguiente situación: un hombre de negocios con una familia (mujer e hija) es secuestrado y encerrado en una habitación durante quince años. Un encierro que parece no venir a cuento y que hace que el buen hombre piense única y exclusivamente en descubrir quién es su captor y vengarse de él.

Una premisa interesante y cuyo desarrollo es bastante previsible (con escenas de acción muy bien rodadas, eso sí), pero que cuenta con un atractivo innegable en cuanto a lo que vemos en todo momento en pantalla.

No sé si es la novedad por ser mi primera peli coreana, pero me ha sorprendido gratamente el nivel de producción conseguido, y es que sin grandes efectos especiales consiguen meterte de lleno en una película llena de ritmo y con alguna que otra sorpresa argumental.

No pienso contar más para evitaros spoilers, simplemente decir que en más de una ocasión me dejó con el culo torcido y que cuenta con un tramo final simplemente increíble (que puede tirar para atrás a más de uno, avisados estáis).

Una película cruda, bien hecha, que va de menos a más y que acaba por atraparte. Tiene sus fallos (es excesiva en muchas ocasiones y parte del argumento te lo tienes que creer y ya) pero resulta efectiva y recomendable para los que queráis ver qué otros cines se hacen por el mundo.

Me ha gustado.

Valoración Personal: 8.

Publicar un comentario