martes, 20 de mayo de 2014

Ranma #9

Otra serie a la que he tardado un tiempo en volver, pero entendedme: un tomo de Ranma en la edición Big Comic (así, con mayúsculas) ocupa mucho tiempo, y no es que Ranma sea de los mangas que te atrapan por su gran historia, es de los que hay que tomar en dosis controladas para no sufrir un empacho.

En éste tomo tenemos tres tramas separadas.

La primera y ¿más? absurda está el final de la competición de comer deprisa entre Ranma y un señor con la boca muy grande. Todo muy bizarro, al más puro estilo de las competiciones extrañas y sin sentido que tiene de vez en cuando éste manga.

La segunda empieza cuando Nabiki pasa a ser la prometida del protagonista; y la verdad es que es más entretenida, con los típicos equívocos y abusos de poder…

Y la última es la que más me ha gustado pese a tener una base totalmente carente de sentido: un chaval aparece en la vida de la familia Saotome buscando al abuelo, y es que quiere que le cambie el nombre que le dio al nacer. De verdad que entre la transformación del muchacho, la duración de la historia (medio tomo, más o menos) y lo divertido que resulta todo, creo que es la que más me ha gustado de todas.

En conjunto se trata de un tomo bastante entretenido, en la línea (o algo mejor que los anteriores) que sólo recomiendo a los más nostálgicos o a los que disfruten con el humor más absurdo que despliega la gran familia de Ranma.


Publicar un comentario