viernes, 31 de octubre de 2014

Apocalipsis Z: Los Días Oscuros - Apocalipsis Z II

Como dije en la reseña de su primera parte, me acerqué a ésta novela por recomendación de un amigo del World of Warcraft, me decía que si quería leer algo de zombis entretenido que empezara por aquí, y le hice caso.

La primera parte de Apocalipsis Zombi me gustó bastante, destapándose como una lectura ligera pero que enganchaba, de esas que te atrapan pero que dejan poco al acabarlas. El reto estaba en ver si con la segunda parte el autor se reafirmaba como alguien capaz de enganchar con una trama sencilla.

Historia: Cuando los cuatro supervivientes del apocalipsis zombie están sobrevolando con su helicóptero Lanzarote, descubren que la plaga de No Muertos ha llegado hasta allí. El combustible no da para más, así que aterrizan y son rescatados por un helicóptero que viene desde Tenerife. Una vez allí dscubren todo lo que ha sucedido en el mundo y, especialmente, en España, donde los únicos puntos a salvo son Tenerife y Gran Canaria, que se hayan enzarzados en una especie de guerra civil. Los altos mandos de la isla le piden al protagonista ya su inseparable compañero, Prit, que vayan a Madrid junto a un equipo de soldados, para llevar a cabo una misión suicida: saquear los almacenes del hospital de La Paz, uno de los primeros Puntos Seguros en caer, donde se guardan toneladas de medicamentos.

Como no podía ser de otra forma empezamos en el punto exacto en el que lo dejó la novela anterior, con los cuatro supervivientes a bordo de un helicóptero y dirigiéndose a unas canarias supuestamente libres de la infección.

La lástima es que nada más llegar les pondrán en cuarentena, y verán que son los primeros en llegar a las islas en muchos meses. Durante dicha cuarentena les explicarán lo que le ha sucedido al mundo desde el momento en que las comunicaciones cayeron, así como la situación actual de lo poco que queda de España.

Es una situación desesperada, con algunos suministros básicos acabándose a marchas forzadas, así que han organizado una expedición a Madrid para recuperar antibióticos y otros suministros médicos que quedaron allí tras la hecatombe, y como no podía ser de otra manera quieren que el protagonista y su amigo vayan allí en calidad de expertos en supervivencia.

Desde ese momento la novela se parte en dos, dejando por un lado la historia de la chica que queda en Canarias y por el otro la del equipo que va a por medicinas a Madrid. Los saltos entre ambas están bien medidos y ayudan a dar algo más de velocidad a la novela.

Por regla general es una trama sencillita y bien llevada que a veces abusa de la acción o los diálogos pero que no llega a hacerse pesada en casi ningún momento, eso sí, carece de la frescura que sí tenía la primera.

Personajes: Al contrario que en la primera novela en la que teníamos apenas un personaje para toda ella, aquí ya partimos con un grupo de cuatro llegando a las islas, a lo que hay que sumar algunos de los supervivientes que hay allí y que también tienen cierto papel.

Protagonista: El abogado superviviente al Apocalipsis sigue siendo algo neurótico, pero aquí tiene el motivo de haber vivido ya lo que pasó en el primer libro. Por lo demás sigue como siempre, sobreviviendo como buenamente puede (más por casualidad que aptitud) y preocupándose cada vez más por su amigo y la chica de la que está empezando a enamorarse.

Piloto: Éste buen hombre sirve para casi cualquier eventualidad, exmilitar y piloto de helicópteros se convierte enseguida en un miembro muy valioso para el gobierno de Tenerife (quedan poquitos). Un hombre duro y que no vacila en hacer lo que hay que hacer, y con todo tiene sus momentos tiernos de amistad con el protagonista.

Chica: De entrada se nos presentó como una especie de diosa cuasi adolescente por la que era imposible no sentir cierta atracción sexual, y aquí empieza a desarrollar su personalidad. La lástima es que cuando las cosas están jodidas las personalidades se reducen a lo más básico, siendo esbozada con un par de trazos más que definida con el paso de las páginas. Desde su punto de vista veremos avanzar lo que sucede en la isla mientras el equipo con el protagonista va a Madrid.

Resto: Desde la monja que llega con ellos hasta algunos militares son varios los personajes que van haciendo acto de aparición a lo largo del libro. Destacan más que nada porque el autor sabe darles un par de elementos diferenciadores, ya sean muletillas o elementos exagerados que hacen que te acuerdes de ellos.

Opinión Personal: Con ésta segunda novela me ha sucedido lo contrario que en la primera, esperaba algo más de lo que me encontré en la de referencia y me ha decepcionado ligeramente.

Por suerte no tenemos un libro que se limite a repetir lo que funcionó sin más, aquí el autor sabe darle algo de profundidad a la situación política en las islas, así como hacernos un cuadro muy visual de cómo es vivir en esa sociedad post apocalíptica. La lástima es que luego, cuando pasamos a la narración en sí, da la sensación de que ya hemos estado allí antes.

Por si fuera poco, el ritmo de la novela lo encuentro bastante más forzado, con pasajes que parecen menos trabajados que lo ya visto o simplemente con capítulos que se hacen bastante pesados, haciendo que la novela se ralentice y no alcance para nada el nivel de enganche que recordaba de la anterior.

Es como si los elementos estuvieran ahí pero la magia que hacía que funcionaran se hubiera desgastado, dejando un libro entretenido pero algo decepcionante (y que puntúo con un puntito menos que el anterior). Es una pena, no sé si por querer seguir con el mismo personaje (casi hubiera preferido ver lo sucedido a otro superviviente) pero el caso es que no me interesa tanto lo que le vaya a pasar a él o a los que están a su alrededor.

Veremos cómo acaba ésta saga de zombis, espero que remonte un poquito y me deje con mejor sabor de boca que éste Días Oscuros.

Valoración Personal: 7,5.

Publicar un comentario