viernes, 24 de octubre de 2014

Batman: El Largo Halloween

De nuevo, y parece que en los próximos meses no será algo extraño, ocupo el espacio de los viernes, que estaba reservado para hacer reseñas de libros para hacer una de novela gráfica. Y es que me estoy enganchando a los tomos autoconclusivos de Batman (no descarto ampliar a otros héroes), concretamente a los mejor valorados de su larga historia.

Entre ellos estaba el ya reseñado el Retorno del Caballero Oscuro, y está el que hoy os traigo: el Largo Halloween. Veamos si cumple las expectativas.

Historia: Éste comic nos traslada a los inicios de Batman (parece que poco después de Año Uno). En ellos vemos cómo la ciudad de Gotham todavía no ha sido tomada por los supervillanos y en su lagar es la familia Falcone la que domina las calles y el crimen organizado.

En ésta ambientación más mafiosa y de novela negra y mucho menos superheroica de lo habitual asistiremos a una serie de asesinatos vinculados con la familia Falcone y que tienen como particularidad que son perpetrados en fechas festivas muy señaladas del calendario americano.

Para hacer frente a éste villano (al que no conoceremos, y que será parte de la gracia de la historia) veremos cómo James Gordon, Batman y el prometedor fiscal Harvey Dent unirán fuerzas.

Cada número de los que compone la historia tiene lugar en un mes del año (con su asesinato correspondiente) y da la sensación de que el tiempo avanza sin pausa, haciendo avanzar la trama poco a poco y dándonos pistas sobre la identidad del posible asesino.

Descubrir la identidad de Festivo (nombre que le dan enseguida al villano) será una de las gracias del tomo, así como la presentación en sus páginas de gran parte de la galería de villanos de Batman, que tienen sus sospechas e intereses en conocer la identidad del asesino.

Es una trama puramente de novela negra, con investigación y un desarrollo cuasi perfecto, que te engancha capítulo a capítulo y te empuja a leerte el siguiente mientras te preguntas quién será el misterioso asesino.

Dibujo: El trabajo de Tim sale para éste comic es realmente magnífico, sabiendo transmitir en todo momento mediante un magistral juego de luces y sombras la ambientación necesaria para la historia que está contando, además de contar con ilustraciones de algunos de los villanos más famosos de la galería de Batman que brillan con luz propia.

El uso del color también es muy destacable, haciendo que algunas escenas (como las de según que asesinatos) queden reflejadas con mucha más fuerza en las páginas del comic.

Es de esos comics que te hacen volver atrás de vez en cuando para apreciar algún detalle de la ilustración, además de contar alguna doble página que me han encantado.

Eso sí, es un tipo de dibujo algo peculiar que no gustará a todo el mundo, y que habría que ver si es igual de efectivo con una historia distinta a ésta (en la que los contrastes y ambiente son tan importantes). Además, en las figuras femeninas no acaba de hacerlas todo lo femeninas (valga la redundancia) que deberían.

Personajes: Como no podía ser de otra forma, un comic de Batman debe tirar de los villanos y conocidos de Batman, villanos que aquí pasan por hacer algunas de sus primeras apariciones y ser reimaginados por el autor. Con todo y con eso no son los villanos clásicos los antagonistas principales de ésta novela gráfica; éstos son Festivo y la Mafia.

Sin divagar más os dejo con un breve resumen de los personajes principales de la historia.

Batman: Es agradable ver a Batman haciendo lo que mejor se le da: investigar crímenes. No en vano estamos ante el mejor detective del mundo, y a veces parece que sólo sirva para darse de hostias (que también) o traumatizarse por la muerte de sus padres. En éste comic le tenemos más centrado, investigando al asesino festivo mientras sus sospechas hacen que se replantee algunas cosas.

Gordon: Uno de los tres que han jurado proteger la ciudad sirviéndose de la ley. Y probablemente estemos ante el que más convencido está de qué métodos hay que usar para no caer en lo mismo que los villanos a los que persiguen.

Harvey Dent: El prometedor fiscal y amigo de Batman es un hombre de principios que poco a poco se irá quemando al ver que los métodos convencionales no funcionan para encerrar a Falcone y los suyos. Un personaje con una gran evolución psicológica y el evidente sospechoso durante todo el comic.

Catwoman: Porqué Catwoman merece un aparte y no el Joker? Pues porque ésta es un personaje recurrente durante la historia, ya sea como Selina o como su alter ego. Éste personaje es todo un misterio en el Largo Halloween, ya que parece estar presente en los momentos más delicados posibles, ayudando (o no) a Batman/Bruce según convenga a sus intereses.

Falcone: Capo de la familia mafiosa más importante de la ciudad parece que los asesinatos estén destinados a ponerle cerco y a hacerle perder poder. Es un hombre chapado a la antigua, que lleva sus negocios como si de una familia se tratara (que en parte lo es) y que actúa como los típicos capos que hemos visto una y mil veces en el cine (tiene una pinta de Vito Corleone que tira de espaldas).

Mafia: No es Falcone el único de la mafia que sale en el Largo Halloween. Su hermana, sus hijos, su inmediato competidor, algunos subalternos… todos son personajes que podrían entrar en una película de mafiosos de los años treinta, y todos sospechosos de poder ser Festivo.

Villanos: Además de contar con el enigma de Festivo, éste comic cuenta también con la aparición de distintos villanos de la historia de Batman, todos ellos con su propia subtrama y apareciendo en uno de los números de forma estelar. Están muy bien retratados, y cuentan con un diseño acorde a la historia que se está contando. Entre ellos me gustan especialmente Solomon Crane y el Joker, y me disgusta Hiedra Venenosa.

Opinión Personal: Éste es el segundo tomo recopilatorio de grandes historias de Batman que me leo, y si bien el anterior me gustó mucho, se quedó un poco corto en cuanto a ser valorado como la mejor historia de Batman de todos los tiempos (título que muchos le dan).

Bien, con el Largo Halloween estaba ante una historia del top 10, incluso top 5 según donde miraras. Así que pese a que las expectativas eran muy altas, lo eran menos por la ligera decepción que supuso el Retorno del Caballero Oscuro.

Pues bien, el Largo Halloween me ha gustado hasta más que el título anterior.
Y no sólo porque el dibujo me parece mucho mejor (y más adaptado a lo que se nos cuenta), es que la historia también se parece más a lo que yo quería leer sobre Batman: un caso con investigación, algo similar a una novela negra pero con el murciélago como investigador y con la fauna de Gotham como secundarios de lujo.

Éste tomo cuenta además con algunos elementos que enganchan cosa mala, ya sea por la estructura de un asesinato por número o por ver cómo se van obsesionando los distintos personajes con conocer la identidad de Festivo.

No diré que es un comic perfecto, porque tiene algunos fallos. Pero son menores, de esos que olvidas al sentirte atrapado por la narración, por esa sensación de sólo un capítulo más que tan difícil es de conseguir en cualquier medio.

Así que sí, ahora con el Largo Halloween me he encontrado con esa gran historia de Batman que esperaba encontrarme cuando me propuse hacerme con los mejores comics de su larga trayectoria, una historia que es comprensible que esté en lo más alto precisamente por eso, por la historia, y no por lo que supuso para la figura del Caballero Oscuro.

Os recomiendo encarecidamente la lectura de éste comic a poco que os guste la novela negra. Y si encima os va Batman ya es un imprescindible. Yo me apunto su “segunda parte” para futuras lecturas (no lo es al uso, pero parece que sigue una fórmula similar y está hecha por el mismo dúo creativo).

Valoración Personal: 9,5.


PD: El final es simplemente magistral.
Publicar un comentario