viernes, 10 de octubre de 2014

Los Héroes

El libro que hoy os traigo es ni más ni menos que la quinta novela de Joe Abercrombie publicada en castellano, y el segundo spin off de su famosa trilogía conocida como la Primera Ley.

Con los Héroes Abercrombie puede acabar de decantar la balanza para que le considere uno de los mejores autores de fantasía actuales, lo habrá conseguido?

Historia: Cuentan que Dow el Negro ha llegado al trono del Norte sobre una montaña de calaveras. Mientras, el rey de la Unión ha decidido que hay que pararle los pies y sus ejércitos ya han invadido el Norte. Miles de hombres están convergiendo en un antiguo círculo de rocas -los Héroes-, en un valle anónimo que se convertirá en escenario de una de las batallas más sangrientas que el Norte ha presenciado. Al mismo tiempo, los dos bandos están infestados de intrigas, rencillas y envidias, que hacen el final imprevisible…

El argumento tiene un punto de partida realmente sencillo: tras los acontecimientos finales de la trilogía de la Primera Ley, Dow el Negro se hizo con el trono del Norte. Éste gesto hizo que todo el ejército de la Unión reemprendiera una campaña militar para volver a tener dicho territorio controlado.

Pero va pasando el tiempo, y la guerra parece que se alarga y se limita a escaramuzas en las que ninguno de los dos bandos sufre un daño considerable. Dicha situación lleva al Consejo Cerrado del rey de la Unión a mandar una mensaje al general responsable de la invasión: la guerra debe acabar pronto, y para ello deberán lanzar un ataque total sobre las posiciones de Dow el Negro.

Y dicho ataque se traduce en una batalla que ocupa tres días en el montículo que da nombre a la novela.

Puede parecer que una novela del grosor de ésta no podrá sostenerse con tan solo una batalla para tantas páginas. Pues bien, no podríamos estar más equivocados si pensáramos esto.

La trama de los Héroes no es sólo la de la batalla, es también la de varios personajes que participan en la misma y cuyas historias se desarrollan paralelamente: desde el antiguo campeón de su Majestad que ha caído en desgracia hasta uno de los líderes de los Hombres del Norte, que ve que su tiempo empieza a pasar y que la guerra es cosa de jóvenes.

Son bastantes los personajes con trascendencia para la trama, igual que variadas son las historias que nos cuentan. Pero tendremos en ellas un buen muestrario de los sentimientos más bajos de la especie humana, en cuyo retrato es un auténtico especialista el autor de la novela.

No hay ni una página desperdiciable en ésta estupenda trama.

Personajes: Como he dicho ya, son bastantes los personajes con voz propia e historia que pueblan las páginas de la novela, probablemente (junto a su lenguaje directo) el mejor punto fuerte de Abercrombie: personajes realistas con multitud de capas de grises. A continuación os dejo con una selección y un brevísimo resumen de su situación personal.

Bremer dan Gorst: Era el guardia personal del rey de la Unión, pero un desafortunado incidente (explicado en La Mejor Venganza) le apartó de la corte y acabó con sus huesos como “ojos del rey en el Norte”.

Es un hombre de acción, amargado hasta la médula por no poder seguir en el puesto que se ganó y por ver que hombres infinitamente más inútiles dirigen a los hombres de la Unión en la batalla.

Por si fuera poco, su voz de mujer le hace hablar poco, siendo 100% un hombre de acción que las pocas veces que habla no dice lo que realmente piensa.

Príncipe Calder: Hijo de Bethod, anterior rey del Norte, Calder es mentiroso y un cobarde que no puede salir de la sombra de su padre. Pero esas dos cualidades le hacen también un hombre peligroso que no dejará de maquinar para conseguir lo que él cree le corresponde por derecho.

Curnden Craw: Jefe de un grupo de héroes de hombres del Norte, es alguien que siente el peso de los años y sueña con haber tomado otro camino cuando era más joven. Un hombre de honor que hace las cosas a la antigua y cuyos hombres (y mujer) le siguen sin apenas cuestionarle.

Por si fuera poco, entre sus hombres se encuentra uno de los personajes más carismáticos de la novela: el portador del Padre de las Espadas, un hombre que lucha como un demente y se comporta como tal.

Caul Escalofríos: Personaje en cierto modo secundario (no tiene tanto protagonismo como los tres anteriores), pero que por venir de la Última Venganza merece la pena ser mencionado. Un ejecutor a las órdenes de Dow que ha cambiado increíblemente respecto a ese norteño que quería ser buena persona que veíamos en la anterior novela de Abercrombie.

Otros: Sí, hay muchos más personajes de mención, desde los tres generales del ejército de la Unión (a cada cuál más inútil) o su competente comandante en jefe, la hija del mismo o un genial cabo del ejército (probablemente mi personaje favorito) hasta el hermano de Calder, el mismo Dow el Negro o un gigante venido de más allá del Norte.

Son todos personajes que merecerían una novela para sí mismos, a los que se dota de vida mediante sus acciones y pensamientos, y que cuenta con sus propios objetivos (que pueden o no coincidir con los de los que les rodean).

Una dualidad en los personajes (entre lo que piensan y lo que hacen) que unida a la mala leche que destila el autor les convierte en totalmente memorables. Además, ya se sabe que la guerra saca lo que llevamos escondido más adentro.

Opinión Personal: Hay muy pocas novelas que contengan tantísima diversión para el que lee como ésta, un auténtico carrusel de emociones a medida que la gran batalla entre el Norte y la Unión tiene lugar, y los personajes que se han visto envueltos en ella intentan tirar adelante con sus vidas.

Una batalla que cobra protagonismo según avanza el libro, y que podremos seguir sin ningún tipo de problema, conociendo dónde estará cada personaje al inicio de cada día (mediante un estupendo mapa) y con una descripción totalmente cinematográfica.

Joe Abercrombie consigue hacer un retrato de la guerra bastante realista, en el que la mayor parte del tiempo los que participan en ella están más pendientes de las luchas de poder internas de su propio bando de lo que estará haciendo el enemigo, y en la que un golpe afortunado puede acabar con el más grande de los guerreros.

Tiene escenas simplemente magistrales, tanto por su concepción como por cómo están narradas (como una en la que seguimos una parte de la batalla saltando de un personaje a otro mediante la muerte del mismo, así si A mata a B, pasamos B hasta que C lo mate, y así durante unas cuantas páginas).

No esperéis un libro amable, porque si algo tiene el autor es capacidad para meter mala leche y humor negro en los momentos más insospechados, con un tono directo y atractivo que atrapa y no te suelta.

Así, leída la segunda novela autoconclusiva de éste hombre me reafirmo en que se le dan mucho mejor que las sagas algo más largas (o simplemente mejora con cada libro que escribe, quién lo sabe). Dejándome con ganas de leer más y poniendo mi ejemplar de Tierras Rojas en el punto de mira para leerlo en breve.

Y es cuando una novela de casi 900 páginas (en su edición en tapa dura) no me ha durado siquiera cinco días… será que es buena. No?

Altamente recomendable para cualquier fan de la fantasía que busque un libro distinto; y un perfecto ejemplo de la frescura que los nuevos autores del género pueden aportar al mismo.

Valoración Personal: 9,8.



PD: Es perfectamente comprensible sin haber leído ninguna novela del autor antes, pero recomiendo empezar al menos por la Mejor Venganza para disfrutar al 100% de éste libro.
Publicar un comentario