viernes, 16 de enero de 2015

Ciudad de las Almas Perdidas - Cazadores de Sombras V

Tras una primera trilogía bastante decente y cerrada me extrañó mucho (bueno, el dinero es el dinero) que Cassandra Clare siguiera con la saga principal de Cazadores de Sombras, y la sorpresa se tornó decepción cuando esa cuarta novela no estaba a la altura de las tres anteriores.

Así pues mi reticencia a leerme la quinta entrega de la saga (y continuación directa de ese decepcionante libro) es bastante entendible. Veamos si justificada.

Historia:  Alguien está dando muerte a los Cazadores de Sombras del círculo de Valentine, y esas muertes enemistan de nuevo a los Cazadores de Sombras con los subterráneos. Sólo Simon, ahora convertido en vampiro, podrá evitar el enfrentamiento. Mientras, Clary y Jace descubrirán un misterio que les llevará a fortalecer su relación o... a destruirla para siempre.

Amor, sangre, traición y venganza... los peligros son mayores que nunca en esta quinta entrega de la exitosa serie de Cassandra Clare, que retoma la historia donde Ciudad de cristal la dejó.

Con lo sucedido en la anterior novela tenemos a Jace desaparecido y la amenaza de Sebastian dando vueltas por el mundo de nuevo. El primer elemento tiene rotos totalmente a los protagonistas, mientras que el segundo es una amenaza para el mundo tal y como lo conocemos.

Como no podía ser de otra forma Clary y sus amigos no se resignan a perder a su amigo, empezando una investigación paralela a la oficial que les llevará por unos caminos cuanto menos curiosos.

Además de la trama relacionada con el trío Jace/Clary/Sebastian tenemos también la de Simon, cuya marca como intocable le hace ser alguien temido dentro de la comunidad sobrenatural, tenemos la relación entre Magnus y Alec, la de Simon e Isabella y un par de cosillas más que no vienen a cuento.

Vamos, que además de una trama principal bastante más interesante (los planes de Sebastian, la recuperación de Jace, etc…) tenemos una serie de relaciones y tramas secundarias que ayudan mucho a que la novela pase más rápida y a tener una visión más amplia de esos personajes que nos llevan acompañando ya cinco novelas (con ésta).

En general es una buena trama dentro de su género.

Personajes:

Clary: La chica frágil que se metió donde no le llamaban ha evolucionado a alguien cuyo universo gira en torno a su amor por Jace, un amor que le lleva en muchas ocasiones a actuar en contra de su naturaleza. Por suerte todas las experiencias vividas hasta el momento la han hecho madurar un poco y tener bastantes más recursos a su disposición.

Jace: Si en el libro anterior decía que había involucionado en éste le tenemos perdido y actuando de forma extraña (aunque con explicación), no sé, nunca me ha caído demasiado bien y sigue sin conseguirlo en éste libro.

Simon: Sigue siendo mi personajes favorito, y en ésta novela su vida personal sigue evolucionando. Por si fuera poco tiene problemas en casa (con su madre), su relación con Isabella avanza, y tiene un gran protagonismo en el tramo final de la novela, haciendo cosas realmente interesantes.

Lightwood: Los dos hermanos recuperan parte de su protagonismo, ambos gracias a sendas relaciones amorosas que llevan de formas algo distintas. Me gusta la nueva vulnerabilidad de ella, pero me disgusta la constante duda en la que vive él. Pero bueno, buenos secundarios y no se quedan parados.

Magnus: El mago de cabecera y con múltiples usos sigue humanizándose y mostrando que tiene cierto pasado (un padre misterioso, relaciones antiguas con personajes históricos importantes…), además de comportarse de forma bastante racional. Otro personaje que mejora conforme sale más.

Sebastian: El villano de ésta nueva trilogía no es otro que el hermano de Clary, un Sebastian que se nos muestra como alguien que intenta buscar la redención mediante un plan algo descabellado. Será verdad? Podrá ser redimido? O hay algo debajo de sus aparentes buenas intenciones?

Otros: Como el número de personajes que han ido saliendo en las novelas empieza a ser bastante elevado, es normal que ciertos personajes (como la madre de Clary, Luke, los padres Lightwood, los dos hombres lobos jóvenes…) tengan sus pequeñas dosis de protagonismo, un protagonismo que es bienvenido porque va dando la impresión que el mundo de cazadores de sombras no se detiene y cada personaje va viviendo su vida lo mejor que puede (un elemento realmente positivo para la saga).

Opinión Personal: Por suerte la autora se redime bastante con éste Ciudad de las Almas Perdidas, dando como resultado un libro mucho más redondo que el anterior y que deja los suficientes cabos sueltos como para esperar con interés la lectura del siguiente.

Probablemente tenga en su punto más fuerte la multitud de pequeñas tramas secundarias protagonizadas por secundarios que van sucediéndose y nos enseñan que estamos en un mundo vivo que va más allá de los problemas de la pareja protagonista.

Por lo demás tenemos lo de siempre: un lenguaje sencillo y directo que hace la novela de fácil y rápida lectura, una lectura ligera que se agradece y que te atrapa gracias al buen ritmo que sabe imprimirle su autora.

Del lado negativo tenemos una pareja protagonista que se hace cada vez más cansina, tanto por lo repetitivo de sus problemas como por las actitudes que tienen hacia ellos  y que les hacen ser los personajes menos atractivos de todos.

La suerte es que los demás lo compensan (malo incluído) y nos dan una novela que podremos leer en muy poco tiempo y que nos hará pasarlo bien. Para qué pedir más?

Como novela sobrenatural/romántica está bastante bien, y dentro de la saga queda en el grupo del medio, justo por detrás de la tercera en lo que a enganche se refiere.

Vale la pena? Sólo si el género te gusta.

Valoración Personal: 8,1.
Publicar un comentario