viernes, 16 de enero de 2015

Hace un año VIII... Mandela

Ésta semana debo confesar que no las tenía todas conmigo en la elección de la película, y es que la más gracia me hacía de las estrenadas hace un año era el Lobo de Wall Street, que ya había visto, y se supone que la gracia (para mí) de ésta sección es ver películas que no haya visto y se me hayan podido pasar por alto.

Así que me quedaban unas pocas películas entre las que destacaba una, por el título, una biografía sobre Nelson Mandela.

Sinceramente, antes de ponerme a verla no tenía ni idea de quién salía o qué valores de producción tenía; pensaba que era una cinta oportunista sacada tras la muerte del premio Nobel.

Cuál ha sido mi sorpresa al comprobar que la película no sólo está muy bien hecha, sino que cuenta con la presencia del gran Idris Elba encarnando a Mandela, lo que ha hecho que preste interés a los más de 140 minutos que dura.

Como no podía ser de otra forma la película nos cuenta la historia de la vida de Mandela, empezando muy por encima con sus orígenes para saltar a su edad adulta como abogado y ahí a lo que más o menos todo el mundo conoce. Es una sucesión de escenas bien hiladas que nos acercan a la persona que hay tras el mito, con algunos momentos muy buenos y otros que parecen pura propaganda sobre el personaje.

No es de extrañar que la visión sobre Mandela sea eminentemente buena, ya que cuenta la película con el beneplácito de la familia y autoridades para ser la biografía “oficial”, lo que seguramente ha hecho que algunos momentos se hayan quitado para no afear la figura.

En general estamos ante una película muy bien hecha, un drama personal que no escatima en medios para recrear las distintas épocas en las que se ambienta y hacernos comprender los difíciles momentos que pasó Sud África por culpa de la segregación racial.

Como documento biográfico funciona la mar de bien, dando los datos más relevantes y algunos de los mejores momentos históricos de Mandela. Y lo mejor es que también funciona bien como película, con una buena narración y un protagonista que está simplemente colosal. De verdad que la actuación de Elba merece una mención aparte y una gran incomprensión por mi parte respecto a su no nominación para los Oscar.

Punto negativo? hay que decir que a veces adolece de cierto ritmo, lo que hace que no te sumerjas en ella todo lo que podrías.

Si tenéis oportunidad de verla y os interesa la figura de Mandela, no la dejéis pasar, la disfrutaréis. En caso contrario, tampoco os obligo a verla, aunque está bastante bien.

PD: Como obra biográfica me parece que le da mil patadas a la peli de Lincoln, del mismo año y que sí recibió multitud de nominaciones a los Oscar.

PD2: La música es simplemente soberbia, así como la ambientación sonora en las escenas más multitudinarias. Ole por ellos.

Valoración Personal: 8.

Publicar un comentario