sábado, 3 de enero de 2015

El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos

Hace poco os traía la reseña de la segunda película del Hobbit, película que había visto hacía poco y que tenía fresca cuando fui a ver ésta tercera.

Así que hoy os traigo mi opinión sobre el final de la trilogía del Hobbit con la Batalla de los Cinco Ejércitos.

Estamos ante el final de una nueva saga basada en el mundo de Tolkien, concretamente en un libro finito del que ya me extrañó que pudieran sacarse tres películas, y es que el material no daba para tanto. Una vez fuera del shock y aceptando que habrá relleno y escenas alargadas debo decir que disfruté mucho del tono desenfadado de las dos películas anteriores, incluso con las fantasmadas que poblaron sus escenas de acción.

La tercera parte debía contarnos el final de la lucha con Smaug y cerrar todo el tema de los orcos, de Azog y lo del nigromante con Gandalf, además de aprovechar para acabar también con algunos cabos sueltos. El desafío era importante, ya que una película fallida podía dar al traste con el trabajo de las dos anteriores, y creo que, superado por la presión, Peter Jackson tiró por lo fácil y ha sacado una buena película pero que peca de varias cosas.

Primero lo bueno: la ambientación soberbia que se logra en las películas de la Tierra Media sigue aquí con un vestuario y escenarios dignos de Oscar. Las armaduras enanas, los escenarios de la batalla, la banda sonora (heredada) o la fotografía son elementos que están entre lo mejor que se puede hacer a día de hoy.

Luego tenemos unas actuaciones bastante convincentes, incluso más que en películas anteriores, con momentos interpretativos por parte de Bilbo, Thorin, Bardo e incluso el rey de los elfos de un muy buen nivel.

El ritmo de la película está bien medido, siendo muy convencional pero funcionando. Lo único malo en éste sentido es la percepción que he tenido de estiramiento en la zona inicial de la cinta y la inclusión de momentos supuestamente cómicos para rebajar la tensión; momentos casi todos protagonizados por un personaje que debería morir en el minuto 1 de cinta y evitarnos la vergüenza ajena de verle deambulando durante todo el metraje pidiendo a gritos que alguien acabe con su miserable vida.

Y la batalla es impresionante: una escena de más o menos una hora de acción desenfrenada en varios frentes donde destacan sobremanera todos los momentos protagonizados por enanos (los que deberían haber sido los protagonistas de la película). De verdad que ver la llegada del ejército enano o cómo forman ante el enemigo es simplemente brutal.

Con todo esto tenemos una película de casi dos horas y media que ayuda a enlazar las anteriores con el Señor de los Anillos (gran escena final) y que bien vale los euros de una entrada de cine.

Pero tiene cosas malas, y son unas cuantas.

Primero el ya mencionado actor cómico: a alguien le ha hecho gracia?
Segundo: Legolas. Hay momentos de la película en la que el elfo favorito de Jackson parece que va a acabar sólo con el ejército contrario, una sobrada de un personaje que no debería ni salir.
Tercero: el rescate de Gandalf. Sigo pensando que Galadriel en las películas de Jackson tiene unos efectos especiales bastante cutrones y que desentonan con el resto.
Cuarto: alargamiento innecesario. De verdad que pienso que les ha sobrado totalmente una película, siendo evidente dónde se puede recortar en todas y cada una de ellas para dar dos películas redondas que se hubieran merecido sendos dieces.
Quinto: hay cosas que no se explican en ésta película, con lo que como película autónoma no acaba de funcionar del todo, siendo totalmente necesario haber visto al menos la anterior para entender algún que otro momento.
Sexto: me faltan más escenas de enanos, y es que tenemos una compañía de la que apenas destacan un puñado en ésta película, quedando relegados al ostracismo los demás.

Sé que me dejo cosas, pero ni tengo ganas de spoilear ni me vienen a la cabeza ahora mismo (la relación interracial hasta la entiendo). El caso es que tenemos un digno y espectacular cierre de saga con el que he disfrutado mucho pero que tiene una serie de pecados que pueden echar para atrás a más uno y que evitan tener un par de peliculones.

De todos modos sigue quedando un producto superior al del libro y que cualquier fan de la fantasía debería ir a ver sin pensárselo.

Es imprescindible? No. Es disfrutable? Sin lugar a dudas.

Valoración Personal: 8,5.


PD: Comentad sin dudarlo, tengo ganas de hablar con vosotros al respecto de lo que os ha gustado y lo que no.
Publicar un comentario