viernes, 2 de enero de 2015

Hace un año VI... El Unico Superviviente

Y otra semana más, media docenita, en la que os comento la peli del año anterior. Lo curioso de ésta semana ha sido elegir una película, ya que no había ninguna que me llamara demasiado la atención. La decisión al final se ha debido a los actores que salen en la película: el siempre decente Mark Walberg y al aún desconocido para el gran público Taylor Kisch. Al final ha habido unos cuantos más de cierto renombre (Eric Banna), pero han sido esos dos los que me han decidido por el único superviviente.
Los dos de la derecha me sobran totalmente
La película empieza con la llegada de un marine a la base, todo malherido y a punto de morir. Si a eso le añadimos el título de la película ya sabemos qué vamos a encontrarnos: la explicación de cómo ha llegado ese hombre a esa situación mediante un flashback que empieza tres días antes.

Desde ese momento tenemos una película de acción con la típica misión secreta norteamericana para matar a alguien de Al Qaeda: un grupo de hombres perfectamente entrenados que deberán acabar con un líder local.

A nivel de producción la película está muy bien hecha, logrando sumergirnos en la misión y acompañando a los hombres en sus peripecias. Fotografía, música, sonido, muy bien todo.

Del lado de las interpretaciones tenemos que son cumplidoras, ningún alarde pero los protagonistas saben hacernos creer que son hombres altamente armados en una misión secreta.

El problema viene con el ritmo de la cinta, lenta a más no poder en algunos tramos y falta de eso que pido siempre: entretenimiento.  Es una auténtica lástima que una película de éste estilo se haga aburrida y te descubras mirando el móvil o pensando en tus cosas en lugar de estar con el aliento contenido para ver cómo sigue todo.

Creo que es más una falta de talento por parte del director que un mal guion, alejando totalmente a la película de otras del género. Y me duele decirlo, porque se trata del creador de una de mis series favoritas: Friday Night Lights.

En resumen, estamos ante una película que tiene todos los ingredientes para ser una cinta entretenida de misión y rescate de un grupo de soldados pero que se pierde por el camino y queda como un entretenimiento disfrutable sólo por los fans del género. El gran público se aburrirá y la olvidará de forma bastante rápida.

Valoración Personal: 6. (está muy bien hecha, pese a lo dicho anteriormente)


Publicar un comentario