viernes, 30 de enero de 2015

Hace un año X... La Gran Estafa Americana

Diez películas ya en ésta sección y se cumple tan bonito número con una a la que le tenía ganas: la Gran Estafa Americana.

En muchos sitios he leído que estamos ante un peliculón, una cinta que salió casi a la par que el Lobo de Wall Street y que en general la crítica dejaba incluso mejor. Por si fuera poco, entre premios y nombres que la acompañaban tenía una pinta tremenda.

Y qué nos encontramos?

Tenemos una película ambientada en los 70 que nos cómo un estafador y su amante son pillados por una agencia gubernamental y obligados a ayudarles a pillar a ciertos políticos corruptos. Para ello tendrán que montar una gran estafa que les haga picar y salir de su escondite.

Paralelamente a la trama de la estafa y cómo les afecta a cada uno de ellos tenemos un cuarteto amoroso entre el estafador, su mujer, su amante y el amante de ésta última: cuatro personajes brillantemente interpretados que sostienen la película casi sin ayuda.

Christian Bale (con sobrepeso y calvo), las espectaculares Jennifer Lawrence y Amy Adams junto a un muy buen Bradley Cooper forman un grupo de actores sólidos hasta decir basta que se meten en la piel de sus personajes y saben transportarnos a esa insólita trama.

Por lo demás es una película bastante convencional, con una trama bien llevada y con varios picos importantes que reserva alguna que otra sorpresa (por otra parte esperable) para el espectador.

Visualmente tenemos unos años 70 muy bien recreados, con su vestuario, peinados, escenarios, coches… lo esperable a día de hoy de una película que aspira a ganar estatuillas.

En cuanto al ritmo lo tenemos bastante bueno, nada espectacular (ni acción ni tensión excesivas) pero la trama se desliza sin que te des cuenta y las dos horas y cuarto que dura todo se hacen hasta cortas. Buena señal.

En general creo que estamos ante una muy buena película, de esas que se nota que se han hecho con mucho mimo pero que si no fuera por los cuatro actores principales no creo que hubiera llegado a tener la repercusión que ha tenido. De esas que vale la pena ver, que te hacen disfrutar pero que no pasan a convertirse en tu película favorita.

Hay que verla? Creo que sí. Es buen cine.

Valoración Personal: 8,8.

PD: Un buen final, de esos rocambolescos pero bien hilados que dan sentido total al metraje.

Publicar un comentario