lunes, 30 de marzo de 2015

Sherlock T3

Con el finalazo que tuvo la segunda temporada, aún no puedo llegar a comprender porque esperé tanto en verme la tercera. Bueno sí, para ver la serie entera con Rasetsu y no repetir tantos capítulos.

El caso es que con la tercera temporada de Sherlock tenían una valla muy alta que saltar, porque dos de los tres capítulos de la anterior temporada eran de lo mejor que se había visto en televisión últimamente, así que, cómo superar ese nivel? Y cómo explicar lo sucedido al final de la temporada anterior?

Lo primero es fácil: no han podido. Ésta tercera temporada adopta un tono algo más cachondo (el capítulo de la boda tiene momentos que me han hecho reír) pero en general es algo menos perfecta que su temporada anterior. Por suerte el bajón no ha sido acusado, y el incremento del humor (siempre dentro de unos límites) le ha sentado bien a la obra.

Lo segundo es más jodido: no lo han hecho. Simplemente han tenido un trozo del primer capítulo en el que jugaban con el espectador, a veces parecía que se reían incluso de los fans, pero el caso es que queda en el aire, que cada cual se imagine lo que quiera (que no deja de ser la solución más elegante).

En general estamos ante una temporada soberbia, no es de extrañar en una serie que tiene capítulos cuasi perfectos y en la que sus actores están de un dulce que da hasta rabia XD. Porque si algo tiene bueno Sherlock en ésta temporada (lo mejor para mí) es la relación entre los dos protagonistas, un auténtico derroche de carisma como no se ve ni en el cine.

Por lo demás lo de siempre: tres casos en tres capítulos que van siguiendo una trama más grande para toda la temporada, tres pequeñas películas que hacen la mejor adaptación que se ha hecho de Holmes en la pantalla (unidas a las tres anteriores) y que ningún seriefilo debería perderse. Simplemente imprescindibles.


Ah, y sobre el final de ésta tercera temporada… por qué? Por qué nos hacen esto y luego se van de vacaciones? En fin, a esperar toca.


Publicar un comentario