viernes, 26 de junio de 2015

Acosado - El Druida de Hierro I

De vez en cuando a uno le apetece leerse alguna cosa nueva, alguna saga que le pueda tener entretenido un tiempo, y es entonces cuando se fía de google good reads y se lanza de cabeza.

Éste ha sido el caso con Acosado, la primera entrega de la saga el Druida de Hierro (cancelada recientemente en su segunda entrega por Timun Mas) y que viene a ser ¿una más? Entre las sagas de fantasía urbana.

Historia: Atticus O'Sullivan es uno de los últimos druidas que quedan sobre la tierra. Vive tranquilamente en Arizona donde regenta una librería especializada en ocultismo. Los vecinos y sus clientes creen que este apuesto joven irlandés tiene unos veintiún años, cuando en realidad tiene veintiún siglos. Sus poderes los obtiene de la tierra, posee un acusado ingenio y es el propietario de Fragarach, la que responde, una espada mágica. Pero un enfurecido dios celta perturba la paz que ha hallado. Durante siglos ha intentado hallar a Atticus para hacerse con su espada y ahora, por fin, lo ha hecho. El druida necesitará todos sus poderes y más para enfrentarse a lo que se le viene encima. Un poco de aquella «suerte irlandesa» -ya algo pasada de modano le vendrá mal, así como la ayuda de una seductora diosa de la muerte, una vampira y un hombre lobo.

La novela nos lleva a una pequeña ciudad de Arizona, donde el último de los druidas intenta vivir tranquilamente haciéndose pasar por un chico de veintiún años (cuando tiene veintiún siglos), regentando una tienda de ocultismo y haciendo lo que puede por pasar desapercibido.

Pero no es un druida cualquiera, es uno con un enfrentamiento ancestral con uno de los Dioses del panteón celta, Dios que se la tiene jurada a causa de cierta espada que está en poder del protagonista.

Como no podía ser de otra forma parece que ese Dios le ha encontrado, momento en el que se verá envuelto en un enfrentamiento entre el panteón celta; así como con algunas otras criaturas de otras mitologías.

Es una trama bien hilada, bastante rápida en su desarrollo y con multitud de acción y humor socarrón (no tanto como en Harry Dresden). Una novela que sabe presentarnos muy bien parte del mundo sobrenatural paralelo al nuestro (vampiros, hombres lobo, brujas, Dioses, etc…) a la vez que los múltiples poderes de nuestro protagonista.

Un libro bien escrito y que sabe enganchar durante sus casi 300 páginas, que se pasan en un suspiro (3 días me ha durado).

Personajes: Dada la longitud del libro otra de las cosas que sorprende es la cantidad de mitología que sabe crear, con multitud de personajes que en ningún momento sobrecargan la narración y que en cambio dan mucha riqueza al mundo donde se desarrolla la historia (el nuestro actual).

Atticus: Nacido en Irlanda más de dos mil cien años atrás, Atticus es un hombre que ha aprendido a sobrevivir. El último entre los de su especie, cuenta con una serie de poderes únicos, así como cierta habilidad para desenvolverse entre seres más poderosos que él. Rápido de temperamento y muy libidinoso, el protagonista se nos hace simpático desde la primera página.

Vale la pena destacar que éste druida tiene una cantidad de poder más que considerable nada más empezar la saga, al contrario que en otras muchas, donde el protagonista va progresando (cosa que también hace). Esto permite tener un protagonista preparado y poderoso, con escenas de acción de cierta entidad ya desde el principio.

Oberon: El perro del prota. Sí, el segundo personaje que destaco no es otro que el perro, una especie de side kick del protagonista, con el que habla telepáticamente y que da mucho desahogo comico. Gran personaje.

Morrigan: Diosa de la Muerte celta, es el primero de los Dioses que pasarán por la novela y probablemente el que más ayude al protagonista. De todos modos no deja de ser una criatura caprichosa a más no poder, como la mayoría de los de su calaña.

Aenghus Og: Se le nombra desde el primer momento como un Dios que se la tiene jurada a Atticus desde hace siglos, alguien que parecía conformarse con enviarle esbirros mientras el druida estuviera desaparecido. Pero ha cambiado, y los presagios dicen que habrá una confrontación entre ambos de la que Atticus igual no sale bien parado.

Brujas: En la ciudad de Tempe (donde se desarrolla todo) hay un aquelarre bastante potente de brujas, aquelarre que aparecerá pronto en la novela y que no quedará demasiado claro de qué lado está. Sirven para ver que hay otros poderes actuando en la ciudad de forma permanente.

Amigos: Atticus tiene unos pocos personajes de su lado, ya sean sus abogados (un vampiro y un hombre lobo), una vecina irlandesa anciana y un tanto borracha o la camarera del local al que le gusta ir a comer. Todos tienen sus momentos a lo largo del libro y prometen más en los que vengan después (en principio un total de nueve).

Otros: Quitando los ya mencionados hay unos pocos personajes más, la mayoría miembros del panteón celta; pero hay un par más que destacaría si no fuera a entrar en el terreno de los spoilers. Simplemente decir que todos son bastante carismáticos.

Opinión Personal: Antes de empezar a leer ésta novela no tenía muy claro si me iba a gustar o no, y cuando apenas llevaba veinte páginas (y me empezaba a decantar por el sí) salía la noticia de que Timun Mas la dejaba colgada por bajas ventas.

En ese momento no sabía si seguir o dejarlo y a otra cosa, pero la cabra tira al monte y soy incapaz de dejar un libro sin acabar, así que seguí leyendo. E hice bien.

Para resumir un poco el asunto se podría decir que es una novela al más puro estilo Harry Dresden, con algo menos de acción y bastante más explicación del mundo sobrenatural que le envuelve (algo natural por tratarse del primero de la saga, ya veremos en el futuro). Fantasía urbana que le llaman.

Un libro de un grosor más bien bajo, con un ritmo muy bueno, un mundo creíble y unos personajes carismáticos. Y por si fuera poco la historia está bien contada y engancha, con lo que es difícil que quien se acerque a ésta novela no se quede con ganas de saber más cosas sobre el mundo del Druida de Hierro y los (evidentes) problemas que tendrá en un futuro inmediato.

Así que si supiera que el resto de libros saldrían en castellano no me cortaría en recomendar que probarais éste primer libro.

Pero sabiendo que tendréis que tirar de inglés (o de traducciones hechas por fans, que existen) para completar la saga es más difícil deciros si como novela independiente vale la pena meterse y quedarse con ganas de más. Un hándicap importante pero que creo que no debería privar a nadie de meterse con ésta (auto conclusiva) buena historia.

Yo me he hecho con su continuación ya, libro que leeré sin descanso cuando acabe la reseña de éste. No inventa nada nuevo, pero lo que hace lo hace bien, y eso a mí me vale.

Valoración Personal: 8,5.
Nota en Amazon: 8,8.



Publicar un comentario