viernes, 19 de junio de 2015

The Boys

El comic que os traigo es uno un tanto especial para mí, ya que ha fue prácticamente mi primer acercamiento al comic USA para adultos, y más aún, lo primero de Garth Ennis que tuve el placer de leer.

En mi caso lo hice con las ediciones integrales de Norma Editorial, que incluyen además los extras de la americana y se presentan en el típico tomo gigante repleto de páginas.

Veamos que aporta The Boys.

Historia: Imaginad que nuestro mundo se pareciera al de los comics, y en él los superhéroes camparan a sus anchas. Éste es el punto de partida básico de la historia que nos presenta The Boys, pero la lleva mucho más allá.

Porque en dicho mundo los héroes no piensan en las repercusiones de sus actos, y en uno de sus combates matan a la novia del protagonista delante de sus ojos y ni se paran a mirar. Desde ese momento, Huguie se tomará como algo personal hacer pagar a los héroes por lo que hacen.

Y resulta que hay un grupo de gente que se dedica precisamente a eso, a vigilar a los supers, recopilando información sobre ellos, acabando con los que lo merecen, haciendo chantaje a otros…

Aún hay más, ya que tras la existencia de los héroes hay una gran corporación, que lava la imagen de los mismos y los explota de forma comercial, siendo uno de los productos más consumidos del mundo.

Y creíais que eso era todo. No. Ya que entre el dirigente de The Boys (el grupo encargado de vigilar a los supers) y el mayor héroe de la historia hay una rencilla personal, una trama enquistada que se irá desplegando según avancemos por la historia.

En general estamos ante una trama muy bien pensada, que da un tratamiento distinto a los héroes de comic, uno salvaje, gore, sexual, sin cortapisas… de esas que enganchan, repleta de acción y con unos personajes tremendamente carismáticos. Se puede pedir más?

Dibujo: Éste comic tiene una de las ventajas con las que raramente cuentan los comics de cierta duración en el país de las barras y las estrellas, y no es otra que contar con un dibujante regular durante toda la colección (salvo los especiales). Parece una tontería, pero la cohesión que da a la obra hace que ésta mejore mucho.

Porque no sólo de la calidad de las viñetas se trata, cada dibujante tiene un ritmo distinto para colocar las mismas, o entiende de forma distinta tanto la composición de la página como el desarrollo de la acción, desvirtuando la narración cuando se va cambiando de dibujante de forma regular.

Pues bien, The Boys cuenta con dibujo de Darick Robertson, un hombre al que no conocía de nada y que hace un muy buen trabajo retratando a la gran cantidad de héroes que pasan por las páginas del comic, y destaca entre los componentes del grupo protagonista.

Dejando de lado el buen diseño de personajes, contamos también con un color muy bien elegido, destacando el rojo cuando la acción se desmadra y sabiendo hacer desagradables algunas de las escenas más brutas.

Personalmente es un dibujo que me ha gustado mucho, que le da bastante personalidad a la obra y que sin llegar a ser ninguna obra maestra sí que es de notable. A mí es una obra que me entra por los ojos con mucha facilidad.

Personajes: En una obra de ésta envergadura es de recibo que la cantidad de personajes sea muy elevada, casi todos con su trasfondo e interés (incluso muchos de los que sólo aparecen en algunas tramas puntuales). Así que me limitaré a comentar los recurrentes más importantes que no me hagan entrar en spoiler. Vamos allá.

Y aun así hay secundarios con su propia voz que ayudarán al protagonista a madurar. Vayamos éroecon ellos.

Carnicero: Líder actual del grupo conocido como The Boys, es un hombre que odia profundamente a los superhéroes, especialmente al líder del grupo más poderoso del mundo. Es un hombre despiadado, con un sentido del humor muy negro y capaz de absolutamente todo con tal de conseguir sus objetivos.

Hughuie: El chico inocente que entra en el grupo sin saber muy bien para qué, pero que ocupa el puesto de una especie de consciencia para Carnicero. Hughuie es aquél con el que el lector más fácilmente se identifica, ya que desde sus ojos nos meteremos de lleno en el mundo de The Boys (del que tiene ciertas dudas).

Leche Materna: Mano derecha del Carnicero, éste gigante se ocupa de la inteligencia del grupo, investigando y reuniendo información cuando es necesario, y uniéndose a las tortas con el resto del grupo cuando Carnicero así lo indica.

Es un hombre calmado, con algunos problemas de familia y un extraño origen para su mote.

El Francés y la Hembra: Los dos últimos miembros del grupo, ambos decantados totalmente hacia la acción y con una relación de amistad entre ambos muy fuerte. El primero parece un hombre tranquilo y paciente, mientras que la segunda es una chica que no dice nada y parece necesitar la violencia para seguir adelante. Un contrapunto muy chulo dentro del grupo y dos personajes que se hacen querer.

La Leyenda: Uno de los informantes principales del Carnicero, la Leyenda parece saberlo todo sobre los héroes y sus orígenes. Es un hombre de cierta edad, que hoy regenta una tienda de comics pero que en su momento estuvo metido de lleno en el mundo de los súpers.

Vought-American: La empresa que crea a los héroes mediante un suero especial que les otorga sus poderes. Se nos presenta como la típica multinacional sin ningún tipo de escrúpulo, unos desalmados que harán lo posible para seguir ganando dinero y hacerse cada vez con mayor poder.

Destaca en ella el hombre encargado de tratar con los siete, alguien que no demuestra sentimientos en ningún momento y que ejemplifica lo peor del mundo en el que vive.

Gobierno Americano:

Los Siete: El grupo antagonista a The Boys, sobretodo porque su líder, el Patriota (parodia de Superman) hizo algo en el pasado que le ha ganado el odio eterno del Carnicero. Son un grupo que se supone ejemplifica los valores de los héroes, pero que en su vida privada no dejan de ser un grupo de depravados (sólo es necesario ver la prueba a la que someten a su nuevo miembro para entrar definitivamente en el grupo).

Opinión Personal: No diré que The Boys es una obra imprescindible en el mundo del comic, lo que sí diré es que si os gustan u os han gustado en algún momento los comics de superhéroes no podéis dejar pasar éste comic. Una mezcla entre parodia (casi todos los que salen tienen su equivalente en las grandes editoriales) y tratamiento realista mezclado con el humor cafre y sangriento de su guionista. Qué podía salir mal?

La obra aglutina gran cantidad de géneros, desde el romance hasta el “cine negro”, pasando por cosas como el slay of live o la pura acción más desatada. Y con todos ellos consigue una mezcla muy bien llevada, en la que prima el ya mencionado humor negro y la casquería.

Encima la trama está muy bien llevada, y se despliega ante nosotros de forma gradual, entendiendo poco a poco porqué cada personaje es como es y llevándonos a un final que no te esperas y que acaba el comic por todo lo alto (en mi opinión).

Vale la pena decir que la obra también tiene sus fallos, entre los que destaca un bajón en el ritmo antes de encarar la recta final que no hace justicia al conjunto. Además, lo que para mí son puntos fuertes es muy probable que hagan que más de uno huya del comic como de la peste (sangre, sexo y muerte gratuitos).

Habrá quien dirá que es una obra totalmente excesiva y gratuita, pero precisamente ese es parte de su encanto, tener a un guionista cafre totalmente desatado y con ganas de patearte el estómago a la mínima.

Una macarrada divertida con argumento y buenos personajes. De esos comics para olvidarte de todo y sumergirte en sus páginas.

A mí me encanta. Lo habéis probado?


Valoración Personal: 9,5.
Publicar un comentario