lunes, 22 de junio de 2015

Utopia T2

Una de las series de televisión más raras que vi el año pasado fue Utopía, una serie inglesa que se metía con la idea de un virus capaz de esterilizar a la raza humana con tal de controlar la sobrepoblación actual. Esto a priori no parecería raro, pero no es en el argumento donde ésta serie es peculiar, es en las formas.

Estamos ante una serie visualmente un tanto extraña, con un tratamiento de la imagen distinto al habitual y una predilección por los colores vivos (en especial el amarillo). Tenemos también escenas con un ritmo extraño, aderezadas por una música algo desquiciante, lo que nos da como resultado un producto raro de ver, que no es amable con el espectador pero que sin lugar a dudas supone una experiencia especial.

La segunda temporada nos ofrece más de lo mismo a nivel formal: sangre exagerada, esos tonos extraños, actuaciones perturbadoras… pero la trama no engancha tanto como la primera y queda todo sin los mimbres que hicieron de esa primera temporada algo especial.

El argumento tampoco avanza demasiado, apoyándose en algo sucedido en el pasado pero que carece de la fuerza que tuvo la primera temporada. Por lo menos los flashbacks están bien, y los actores siguen a la altura de lo que se espera de ellos.

Creo que como experimento de una sola temporada podía llegar a funcionar éste tipo de serie, o cambiando argumentos (como Black Mirror) y que al alargar para una segunda tanda la cagaron.

Utopia sigue siendo un producto particular, con partidarios acérrimos o detractores que no pueden ni verla. En mi caso he ido pasando de los primeros a los segundos según avanzaba la temporada, y me alegro sobremanera que haya llegado su cancelación ante de que pierda el recuerdo de los buenos momentos que me ha proporcionado.


Sólo para mentes abiertas que soporten el primer capítulo y se sientan cautivados por su ambiente extraño y perturbador.
Publicar un comentario