domingo, 26 de julio de 2015

Jurassic Park

Ayer os comenté mi estupenda experiencia con Jurassic World, esa vuelta a la actualidad de los dinosaurios creados por Michael Crichton, y os comenté de pasada que al día siguiente os hablaría de Jurassic Park, la película que lo empezó todo.

Para que os hagáis una idea (los más jóvenes) del impacto que tuvo esa película en su época basta con decir que durante unos años (siendo pequeño) me dio por querer ser paleontólogo, hasta el punto de tener ocho volúmenes enciclopédicos aprendidos de memoria sobre el mundo de los dinosaurios y sus distintas especies. Sí, ya de pequeño era raruno.

Pasando a la película estamos ante uno de esos taquillazos que tuvo Spielberg durante su época buena, con una película tras otra de calidad, fuera del género que fuera.

La cinta nos cuenta la historia de un millonario visionario que ha conseguido recrear mediante manipulación genética de ADN encontrado en mosquitos conservados en ámbar ciertas especies de dinosaurios. Al buen hombre no se le ha ocurrido nada mejor que hacer con su descubrimiento que crear un parque de atracciones en el que mostrar al mundo las especies extintas hace millones de años.

Para dar el visto bueno al parque hace ir a la isla a un paleontólogo y a una paleontobióloga junto con otro científico con tal de que den el visto bueno a la seguridad de las instalaciones, requisito indispensable para abrir el parque.

Pero hay otras personas interesadas en la tecnología que ha desarrollado, y su codicia provocará un accidente que dejará libres a los dinosaurios. Podrán sobrevivir los protagonistas entre esas bestias?

Sorprende a día de hoy lo bien hecha que está la película, con unos efectos especiales muy buenos y que cantan en contadas ocasiones, pudiendo pasar los dinosaurios por reales en casi todo el metraje.

Tenemos también una acción muy bien medida, con un crescendo que nos va llevando hasta el momento en que se desata todo durante el que nos muestran tanto el parque como su funcionamiento.

Y la música. La banda sonora de John Williams es capaz de trasladar a cualquiera a la isla Nublar con escucharla tan sólo un rato.

En conjunto todos los elementos se conjugan para crear un clásico del cine de acción y aventuras a la altura de su nueva versión. Puede que algún elemento haya quedado desfasado (esos ordenadores, la figura del informático, etc…) pero con pensar que lo que ves está sucediendo en los noventa se olvida enseguida.

Desde mi punto de vista el único punto de vista negativo real lo tiene la actriz que encarna a uno de los dos niños que están de visita a la isla, una chica que se hace repelente y que me saca de la acción cada vez que se pone a chillar.

Por lo demás una película muy disfrutable a día de hoy que ningún fan de la ciencia ficción debería pasar por alto. Yo se la pondré a mi hijo cuando sea algo más grande (aquí también hay sangre) y estoy seguro de que se lo pasará estupendamente.

Valoración Personal: 9.
Valoración Imdb: 8,1.

PD: No comentaré de momento ni la segunda ni la tercera entrega de la saga, inferiores a la primera y la cuarta con mucho y que no me apetece repetir (a no ser que haya demanda de mi comentario).


Publicar un comentario