lunes, 3 de agosto de 2015

American Horror Story T2

Me ha vuelto a pasar: he tardado mucho entre dos temporadas de una serie con unas cuantas ya a sus espaldas y que me ha gustado en su primera entrega. American Horror Story me pareció una muy buena serie en su primera temporada, así que todavía no entiendo del todo la tardanza para ponerme con la segunda.

Pero finalmente ha pasado por mi reproductor, y lo primero que llama la atención es que no guarda relación aparente con nada de lo anterior, encontrándonos con una nueva trama y una nueva ambientación.

Es una decisión bastante arriesgada pero que permite crear guiones frescos año tras año y alargarse sin demasiado problema en el tiempo, siempre que el público siga con ganas de tener historias de miedo en la pequeña pantalla.

La trama gira en torno a un manicomio en los años sesenta y de forma paralela (más o menos) a una serie de asesinatos que tienen lugar en la actualidad.

La mayor parte del tiempo la pasaremos en el pasado, donde una periodista es encerrada como enferma mental (contra su voluntad) al igual que un supuesto asesino en serie (sobre el que había ido a escribir). Desde el momento en que la internan iremos viendo desde el punto de vista de unos cuantos personajes (el médico, la madre superiora que lleva el manicomio, algunos internos, etc…) lo que pasa allí dentro y los demonios internos que lleva cada personaje consigo mismo.

Son unas cuantas tramas que tanto pueden ir ligadas como ser independientes, e incluso ir desde los extraterrestres hasta los experimentos con humanos pasando por las posesiones demoníacas.

El caso es que la serie mantiene (e incluso supera) el nivel de la primera temporada, con una buena trama y un gran nivel actoral. Los personajes tienen todos sus propias motivaciones y secretos, lo que les hace muy interesantes.

En cuanto a la factura técnica nada que objetar. La televisión americana nos está acostumbrando a un nivel visual y sonoro cada vez más cercano al del cine, y American Horror Story no es una excepción.


Altamente recomendable a poco que os vayan las historias con elementos de terror. Son sólo 13 capítulos!
Publicar un comentario