lunes, 10 de agosto de 2015

Black Sails T1

Con Espartaco acabada, el canal Starz tenía claro que necesitaba pegar otro pelotazo para seguir manteniendo los niveles de audiencia a los que se estaba acostumbrando, y una de las pruebas para conseguir el éxito fue la serie que os traigo hoy: Black Sails.

Ésta serie de piratas nos narra, a lo largo de ocho capítulos, las aventuras de un capitán y su tripulación para conseguir encontrar la ubicación de un barco español cargado de oro. La aventura les tiene durante mucho tiempo en la mítica ciudad de Nasau, donde los piratas campaban a sus anchas y donde nuestros protagonistas se reaprovisionarán e intentarán conseguir apoyos para tan importante aventura.

Por suerte no sólo de la trama del barco español vive la serie, tenemos también a la hija del “gobernador” de Nasau, a un pirata enamorado de ella, tensiones dentro de la tripulación protagonista, a un caradura y ladrón y unos cuantos hilos más que hacen la serie más amena.

Lo primero por lo que uno teme al pensar en una serie de época y con piratas son los efectos visuales y la ambientación, ambos bien resueltos (más lo segundo) para tratarse de una serie de televisión.

Y luego se sufre por los actores, que pueden pasar de encumbrarte una serie a destrozarla. Pues bien, en Black Sails tenemos mucha suerte, contando con un buen puñado de actores que están realmente inspirados en sus papeles, haciéndonos creíble todo éste baile de personajes y situaciones. Un casting muy bien hecho que eleva la serie por encima de su lugar natural.

Son ocho capítulos que nos transportan a la época de los piratas, con buena puesta en escena, buenas interpretaciones y un enfoque adulto (tanto por violencia o sexo como por algunas tramas) que viene acompañado de algún que otro momento espectacular visualmente.

Pero no todo es tan bueno, y la serie no llega al excelente por un fallo evidente: tiene un tramo inicial/intermedio algo falto de ritmo, siendo lenta en ocasiones y demorando demasiado ciertas acciones que hacen avanzar la trama. Es decir, da demasiadas vueltas para hacer avanzar la trama principal, lo que da algún capítulo con sensación de relleno.

Quitando éste problema estamos ante una serie notable, entretenida e imprescindible para los que busquen una aventura de piratas tratada de modo más o menos realista.


Se nota que me ha gustado y que tengo curiosidad por ver si dan un paso adelante en la segunda temporada?
Publicar un comentario